Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

miércoles, 18 de febrero de 2015

De nuevo, contra prejuicios, evidencia... Hoy es algo personal...

Yo, como doula, quiero responder al "Informe doulas" que publica el colegio de enfermería, entre otras cosas porque aparezco en él sin que nadie me haya preguntado ni se haya puesto en contacto conmigo, cosa que me molesta bastante. 
Pero como profesional sanitario, mi obligación es responder desde la medicina basada en la evidencia, y así es como voy a hacerlo:

La doula no es un profesional sanitario ni pretende serlo. Existe regulación europea sobre las doulas y sus competencias. De hecho existe una red mundial de doulas que vela por la regulación de la formación y por que las doulas respetemos un código deontológico.
 Para consultar la web de la Red europea de doulas: http://www.european-doula-network.org/doula/about-us/who-are-we.php
Para consultar el código deontológico europeo: http://www.european-doula-network.org/media/pdf/Ethikcode_Standards_DiA.pdf.
El hecho es que las asociaciones de doulas españolas también tenemos un código deontológico que se puede consultar fácilmente en distintas páginas web: http://amamaconxa.blogspot.com.es/p/decalogo-para-doulas.html

Curiosamente en el informe nadie menciona dicho decálogo… Veamos qué pone en su segundo punto:
2- No somos personal médico ni sanitario , por ello no damos consejos médicos ni interferimos ni competimos con los profesionales de la salud. Nuestro objetivo es lograr una relación positiva, de colaboración y de respeto mutuo, y en ocasiones ser un puente de comunicación, si así se nos pide,  entre la mujer/pareja y el personal médico (recordando los deseos expresados por la mujer/pareja durante el parto, buscando un lenguaje común…).
No apoyamos el parto sin asistencia médica.

Cualquier persona que no cumpla este punto, no se puede denominar doula, y efectivamente debería ser denunciada por mala praxis y por intrusismo.
El caso es que en EEUU y en muchos países europeos las doulas están incluidas en la atención institucional al parto normal. En todos estos países se han realizado y publicado estudios en los que claramente se ve el beneficio que es para la mujer el hecho de estar acompañada por otra mujer, aunque no tenga conocimientos sanitarios (para eso, entendemos, están las matronas, que son los profesionales sanitarios que atienden a la mujer de parto. Las doulas no atendemos, acompañamos a la mujer de parto y le damos un soporte emocional continuo y eficaz).

En Inglaterra hay páginas específicas para profesionales sanitarios en las que están colgados los estudios que demuestran cómo el acompañamiento de una doula reduce, por ejemplo, las tasas de instrumentalización del parto y las tasas de cesáreas:

En Suiza la asociación de doulas existe desde el 2006 y la mayoría de las mujeres suizas paren acompañadas por una doula: http://www.doula.ch/de/home

Si buscamos evidencia (que es lo que deberíamos hacer los profesionales sanitarios),podemos encontrar estudios sobre los beneficios de ser acompañada por una doula, desde Suecia hasta China, pero creo que voy a copiar directamente el enlace a la revisión Cochrane que apunta mi admirada Ibone Olza en su blog… Bueno, voy a copiar un párrafo entero (Ibone, sé que me autorizas) :

La necesidad de apoyo emocional continuado durante el parto es algo universal. La propia Cochrane recoge la evidencia científica al respecto y señala que la tarea de las doulas al ofrecer ese apoyo emocional continuado produce enormes beneficios sin que se haya demostrado ningún efecto adverso. De hecho la conclusión del informe de la Cochrane (2013) es: “el apoyo continuo en el parto por parte de una persona que está ahí solo para dar ese apoyo, que no pertenece al entorno familiar o social de la mujer, que tiene experiencia en ofrecer apoyo y una formación modesta o mínima, parece ser lo más beneficioso“, por lo que recomiendan que “todas las mujeres se beneficien de ese tipo de apoyo“(1).
Por si le interesa, le cuento que DONA, la asociación de Doulas norteamericana fue fundada entre otros por dos célebres neonatólogos (si, ¡médicos pediatras!), los doctores Marshall Klaus (el mismo que descubrió el surfactante pulmonar) y John Kennell. Desde luego que no lo hicieron con ánimo de promover ninguna secta canibalista ni nada parecido, sino desde la evidencia científica que ellos mismos aportaron al comprobar como el apoyo de las doulas mejoraba notablemente el resultado del parto (2 y 3).”

 Ninguno de los expertos que ha elaborado el informe ha contactado con ninguna formación de doulas en España, al menos abiertamente.  Los precios y la formación que se ofrecen en los cursos de doula están a disposición de todo el mundo. Quizá si hubieran observado detenidamente se habrían dado cuenta de  que los formadores y formadoras de los distintos cursos (al menos de los cursos avalados tanto por la Red Circular de doulas como por la Red Mundial de doulas), son profesionales sanitarios (matronas, ginecólogos, médicos de familia…). Lo que una doula cobra por parto y acompañamiento también está a disposición de todo el mundo en internet, y la mayoría no llega a esos supuestos 1.200 euros que declara el informe. El que sea un negocio lucrativo o no… Bueno, lo cierto es que las matronas podrían ofrecerse por internet para acompañar partos, y la mayoría no lo hacen. Quizá no es tan lucrativo como lo quieren hacer parecer.

En cuanto a los “ritos sectarios” publicados en todos los periódicos: 
La placentofagia es común en todas las especies mamíferas, incluso entre los herbívoros, probablemente es un comportamiento adaptativo, tanto para recuperar el hierro y los minerales perdidos durante el parto, como en el caso de los herbívoros para evitar que el olor delate el parto a los predadores. El comerse o no la placenta debería ser una elección de la madre, en la que las doulas no nos metemos.
Como sanitaria, sólo puedo decir que una mujer sana que ha tenido un control normal del embarazo tiene una placenta sana, y que probablemente sea inocuo que se la coma. Honestamente, tengo todos los días consultas de madres que no consiguen que sus hijos de un año coman verdura… ¿En serio alguien se cree que se puede “obligar” a una mujer adulta a comerse una placenta???.

En el informe se habla del famoso “Nacimiento Lotus”, el mantener al bebé y a la placenta unidos por el cordón hasta que el cordón se cae. Aunque así lo hacen parecer, el “Nacimiento Lotus” no es algo que recomendemos las doulas, ni siquiera algo que aconsejemos. Popularizado por Sarah Buckley (que no es doula, sino médico), si alguien tiene curiosidad puede leer su artículo en Crianza Natural: https://www.crianzanatural.com/art/art139.html
Por supuesto, si nos preguntan sobre el “Nacimiento Lotus”, las doulas derivamos al profesional sanitario que atiende el parto, ya que entendemos que es su misión explicar a la mujer los pros y los contras de dicha práctica. En el caso de que la acepte, es misión también del profesional vigilar el posible riesgo de infección.

Una de las pegas que pone Gloria Boal, una de las autoras del informe es que las doulas :  "no tienen capacidad para detectar una presión arterial anormalmente alta, ni una placenta previa, ni una inversión uterina", entre otras complicaciones asociadas al parto. Por supuesto que no, ni necesitamos tener dicha capacidad, ya que, como hemos dicho antes, ni atendemos partos, ni apoyamos el parto sin asistencia médica.

También se nos acusa de “aconsejar a las mujeres que no se hagan revisiones ginecológicas” Curiosamente, para justificar dicha afirmación, citan el artículo “No te bajes las bragas”, publicado en El Parto es Nuestro. http://www.elpartoesnuestro.es/blog/2010/06/19/no-os-bajeis-las-bragas
 Cualquiera que lea el artículo puede ver que lo firma Inma Marcos, MATRONA.

Como “doula caníbal” denunciada en el dichoso informe, reclamo mi derecho a la presunción de inocencia (no creo haber obligado a ninguna mujer a comerse su placenta ni a tener un nacimiento lotus…¡¡ pero si alguna os habéis sentido obligadas, por favor, decídmelo!!!), y animo al Consejo de Enfermería a retirar un informe tan lleno de inexactitudes, falacias y medias verdades que simplemente nunca debería haber sido publicado.





11 comentarios:

  1. Teresa, el simple hecho de que eres médico de familia disipa esa falsa impresión de que la doula no valora la profesión sanitaria y su función. Lo cierto es que la profesión de doula es necesaria también para dar ese sesgo más humano a ese momento que es el más humano de la vida: el embarazo-parto-lactancia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias, Antonio!! Como mujer embarazada y como médico, reclamo mi derecho a parir con una doula, por los beneficios anímicos y por los beneficios médicos que se derivan de ello.

      Eliminar
  2. Me encanta leer cada uno de tus posts, pero éste me ha gustado especialmente porque alucino con la cantidad de cosas que se pueden llegar a decir sin saber. Menos mal que tú lo explicas y aclaras todo tan bien!
    Espero que retiren el "Informe Doulas" del Colegio de Enfermería porque gente que tenga acceso a esa información pero no a la realidad puede llegar a tener una información muy incorrecta y eso es un peligro.
    Cómo me alegro de que tú seas la pediatra de mi hija! ;)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo me alegra a mí que me hayas elegido para serlo, tesoro!! Yo creo que todo esto será para bien, han visibilizado a un colectivo que existía y no se sabía muy bien qué pintaba... Y ahora tendrán que regularizarnos sí o sí (por cierto, las doulas llevamos AÑOS pidiendo dicha regularización, desde que nos mencionaron en las Recomendaciones para la Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad... Allá por el 2007!!!).

      Eliminar
  3. Gracias Teresa por ser tan clara y por ofrecer tanta información de forma tan transparente.

    Sigo confiando que pronto uniremos nuestros saberes desde la confianza y no tendremos tanto miedo a lo diferente, que no es tan diferente ni tan nuevo.

    Un abrazo.
    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, Cristina. Como bien dices, el acompañamiento durante el parto no es algo nuevo, mis abuelas estuvieron acompañadas por su madre (no se entendía de otra manera), aunque fueran atendidas por un médico (en casa, por supuesto)... La clave está en dar el protagonismo a los verdaderos protagonistas de la historia: La mujer de parto y el niño que nace. Es la mujer de parto la que debe decidir dónde y con quién parir (siempre, por supuesto, buscando lo mejor para el niño que nace). Y lo mejor, según la evidencia científica (y unos 10.000 años de evolución como especie), es que la mujer esté en un entorno cálido, sereno, con luces ténues, con un personal sanitario respetuoso, y con una persona, generalmente femenina, en la que confíe,acompañándola en el proceso (doula, hermana, prima o amiga). Ésto es lo que dicen todos los estudios serios realizados hasta ahora. Ésto es lo que dice la Cochrane... todo lo demás... pues es eso, prejuicio y miedo a la libre elección de la mujer.

      Eliminar
  4. Hola Teresa!
    Que bien lo has expresado! La verdad es que lo único positivo de todo lo que ha pasado es que por primera vez hay gente que oye hablar de la doula, lo malo que haya que defender y desmentir las falsedades que han dicho.
    Precisamente la primera noticia que tuve de este revuelo (y ahora sé que era por esto,) fue en un programa de radio en el que un locutor, en clave de humor al principio, pero luego con rotundidad, criticaba a las doulas y las hacía parecer salidas de una secta de adoración a la luna o algo así. Nada mas llegar a la clínica me encontré el correo "bombardeado" de respuestas indignadas ante el "informe de doulas".
    Yo no soy doula, soy una fisioterapeuta formada en obstetricia y uroginecologia y como tal, respeto profundamente el derecho de una mujer a decidir y ser parte ACTIVA en SU parto (y por ende en el nacimiento de su bebe), y creo que la labor de una doula, ACOMPAÑANDO ese precioso momento es muy útil.
    También creo que no están quitándole el trabajo a nadie ya que las matronas no acompañan partos como dices, sino que ASISTEN partos aunque algunas los "practican" (que es lo que no deberían hacer) y la gran mayoría (tristemente para ellas) están atendiendo varios partos a la vez con lo que aunque quisieran no pueden acompañarlas...
    Creo que el problema es que las doulas, aunque algunas no son sanitarias (otras si, que conozco muchas, verdad Teresa?) si están formadas en como debería ser un parto (proceso natural) y se dan cuenta cuando por ejemplo en un hospital se está realizando una mala praxis en la atención a un parto... y claro no quieren "testigos" que no sean personal del propio hospital...
    Además una mujer que en un hospital quiere estar acompañada por su doula ya es una mujer que no quiere un parto protocolizado, y que para el "sistema" va a ser un "incordio" porque no va a "dejarse mangonear" sin al menos preguntar... en fin, que creo que detrás de todo este "ataque" hay otros objetivos... y siento, Teresa que te hayan metido en ese saco y también que lo haya hecho con el parto es nuestro, asociación a la que pertenezco y a la que hay que agradecer por todo lo que esta luchando por conseguir que, como dice Michel Oden, podamos cambiar la forma de nacer...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, el problema es que hay profesionales sanitarios que olvidan lo fundamental:
      1.- Hay dos protagonistas en un parto, la mujer que pare, y el (o los) niño(s) que nacen... El protagonista no es el profesional sanitario. Una de las cosas que más me duele del informe es la comparación que hacen del parto: "Un avión que necesita un piloto experto". Claro, el piloto es el profesional sanitario... la madre debe ser el avión (o eso les gustaría a algunos, madres "mecánicas", sin fluidos, silenciosas, sin sentimientos, sin sexualidad...).
      2.- La responsabilidad del profesional sanitario es proporcionar a madre y bebé un entorno seguro y cálido donde el proceso de parto pueda suceder de una manera fisiológica. Nos olvidamos de que el parto no es una urgencia, ni algo "peligrosísimo" que haya que terminar "rápido". El parto no consiste en arrancar a un bebé del "peligroso" e "imperfecto" cuerpo de su madre. El parto es un proceso fisiológico que generalmente no necesita de ninguna intervención (de hecho es frecuente que se complique por un exceso de intervenciones).
      3.- La evidencia científica (que es lo que debería guiar las actuaciones sanitarias), demuestra que un parto se desarrolla mejor en un entorno cálido, de luces bajas, con poco ruido, sin prisas. El parto se desarrolla mejor cuando la mujer puede estar acompañada por otra mujer (aunque no tenga formación sanitaria). Tenemos MILES de estudios que demuestran esto, por todo el globo, en todo tipo de mujeres. La necesidad de acompañamiento es UNIVERSAL.
      Y a mí me alegra que me metan en el saco de aquellas profesionales que buscamos una manera diferente de nacer. Es un honor estar en el mismo saco que Inma Marcos, que Claudia Pariente, que todas las bellas mujeres que integran El Parto es Nuestro, Entremamás y otros centros que aparecen en el informe. Lo que no veo de recibo es que a todas nos metan con personas que ni son doulas ni se comportan como tales, ya que incumplen directamente el segundo punto de nuestro decálogo... pero bueno, supongo que necesitaban un titular "jugoso" para que los periódicos vendieran ejemplares... Triste, muy triste...

      Eliminar
  5. Completamente de acuerdo una vez mas con lo que dices. Los protagonistas de un parto son el bebe o los bebes ya la mama.
    Un parto es un proceso natural y fisiologico que necesita tiempo y no prisas, y cuanto menos intervenido en la mayoria de ocasiones mejor...
    La verdad es que no he tenido el "no placer" de leer el dichoso informe, pero solo por las reacciones que ha tenido me siento tambien en el "deber" de apoyar...
    Como dije la primera vez ojala de esto se saque algo positivo y el "tiro les salga por el otro lado..."

    ResponderEliminar
  6. Gracias a Antonio Esquivias he podido leer este artículo tan interesante. Sinceramente no conocía esta profesión, ni había escuchado hablar de ella. Pero gracias a tu reflexión he podido aprender algo nuevo hoy.... y prometo buscar información...pero de la buena jeje

    Mi hermana vivía en Nueva Zelanda cuando tuvo a su hija. Y antes del parto, durante y después tenía a una profesional que le ayudaba con los nuevos cambios y que le asesoraba en su nueva vida. Siempre creí que era que en este país las matronas molaban, pero seguramente es que no conocía este termino jejeje.

    Os mando fuerzas a vuestro gremio y estoy segura de que a partir de ahora seguro que escucharé hablar más de est@s profesionales.

    Alicia Recio Rodríguez
    www.unarcoirisllenode.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alicia!! Como dice Elena, yo siento que les saldrá el tiro por la culata y al final lo que va a quedar claro es que la libre decisión de la mujer sobre quién o quiénes la acompañan en SU parto, y la necesidad e idoneidad de un acompañamiento emocional constante y cálido, serán las conclusiones que se saquen de todo este revuelo. ¡Ojalá!! ¡Me ha encantado tu blog!! Un abrazo.

      Eliminar