Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

martes, 11 de febrero de 2014

Mujer, pobre y embarazada sin desearlo...

No voy a hacer comentarios, el texto se comenta solo...


Las sociedades de Medicina de Familia consideran que la Ley del Aborto perjudica a los más desfavorecidos


 
Redacción | Madrid

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) y la de Médicos Generales y de Familia (SEMG) advierten de que la Ley del Aborto perjudica a los más favorecidos.

Así lo sostienen en un manifiesto de posicionamiento ante la reforma de la actual ley del aborto, en el que también denuncian que este tipo de legislaciones ponen en riesgo la salud de la mujer e incrementan las desigualdades sociales.

Asimismo, piden una protección efectiva de las mujeres que deciden, en situaciones de adversidad, continuar con el embarazo, así como el reconocimiento de las que optan por no hacerlo.

Para estos profesionales, la disminución del número de abortos pasa obligatoriamente por la implantación de políticas efectivas de educación sexual, en las que los médicos de familia desempeñan un papel fundamental.En este sentido, desde este colectivo se comprometen a liderar programas de formación, más allá de la simple información sobre métodos contraceptivos.

"La auténtica protección del no-nacido y de la mujer que decide llevar adelante su embarazo debe basarse en políticas efectivas de salud sexual y fomento real de la maternidad.", añaden.

"DECISIONES LIBRES DE MUJERES COMPETENTES"

Para estas sociedades científicas, la mayor parte de solicitudes de aborto son decisiones libres de mujeres competentes, fruto de situaciones personales de gran sufrimiento, que no se pueden limitar a supuestos como malformaciones congénitas graves o peligro para la propia salud física y/o psíquica.Y, por otro lado, "la protección de las personas discapacitadas precisa más de políticas de apoyo y protección que de restricción de la libertad de las mujeres".

"La supresión de la posibilidad de interrupción del embarazo a petición de la mujer (modalidad de plazos) y la restricción de los supuestos de despenalización del aborto por causas médicas no disminuyen la frecuencia de su práctica, pero sí empeoran las condiciones en las que esta se realiza", concluyen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario