Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

viernes, 20 de diciembre de 2013

Todo maternidad, manual de supervivencia navideña para madres lactantes

En la fabulosa página de Alba Padró (http://www.todomaternidad.com/), he encontrado este delicioso artículo. Breve, divertido y muuuuuy cierto!! Espero que lo disfrutéis, mis queridísimas madres lactantes!!

Manual de supervivencia para madres lactantes (primera entrega)

La Navidad es un momento para compartirlo en familia, un momento de reencuentro y dulzura generalizada y, sin duda, la mayor pesadilla para la mayoría de madres lactantes. Así que hoy, la primera entrega de un manual de supervivencia navideña para ti, madre lactante, inocente que no sabe lo que le espera... Porque tanto si eres novata, como veterana, tu lactancia va a ser el centro de tertulias familiares. Mira que hay temas, y el de la crisis da mucho de sí, pero si das teta, parece que no hay más tema de conversación. Y, como todo en esta vida, más vale estar preparado para que no te amarguen las comidas, las cenas y las sobremesas.
TodomaternidadSi eres novata, no tengas ninguna duda en que todas las mujeres de la familia te van a cuestionar. ¡Y lo más divertido es que lo van a hacer aunque no hayan dado pecho! "Qué vas a saber tú, si te han dado el carné de madre hace dos días", piensan ellas.

Lo normal es que hablen entre ellos, que no te hagan partícipe de lo que comentan y, si te decides a hablar, te van a intentar ningunear o te van a tratar como una niña pequeña. Otras veces, vas a tener la extraña sensación de que eres invisible.

Estas son algunas de las frases tipo que vas a oír:
  • ¿Aún le das el pecho? Aunque el bebé tenga dos meses, ¡les da igual!
  • ¿Esta niña no ha mamado poco? Da igual, nunca va a mamar a su gusto.
  • ¿No mama demasiado? Si es por poco o si es por mucho, la cosa es hablar.
  • ¡No brindes, que se lo pasas al niño! Teta con burbujas, ¡mira por dónde!
  • ¡No comas "X" que se lo vas a pasar por la leche! He puesto "X" porque el alimento supuestamente peligroso puede ser cualquiera ¡Nunca se sabe!
Y tampoco creas que te vas a librar de ser el centro de atención si amamantas a un niño mayorcito y eres una mega experta en lactancia, ¡les da igual! Te van a bombardear con preguntas y con miradas de reprobación.
  • Tan mayor y ¿aún mama? ¡Esta pregunta ya llevas tiempo oyéndola desde que tu bebé tenía dos meses!
  • Pero, ¿no te muerde? ¿Por qué todo el mundo piensa en la lactancia como algo gore?
  • Pero, ¿cuándo lo vais a dejar? ¡La pregunta del millón de dólares!
  • ¡Eso ya es vicio! Frase típica que te suelta tu tía con el cigarrillo en la boca, la copa de cava delante y el chupito de orujo al lado.
No intentes huir, sólo siéntate al lado de la bisabuela sorda y haz lo mismo que ella, ¡come y sonríe! El próximo martes, te voy a enseñar cómo sobrevivir y salir victoriosa de la bendita Navidad.
Alba Padró
Asesora de lactancia
IBCLC/308-75146. L-28797

4 comentarios:

  1. Mi bebé tiene seis meses y soy primeriza...a ver esos pasos a seguir!! que lo de comer y sonreír me puede provocar indigestión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ji,ji!! Yo a los padres de "mis niños" les digo que, cuando la gente les harte mucho, les digan simplemente: "No, es que yo sigo los consejos de mi pediatra"... ¡A veces funciona! (otras veces les dicen: ¡Pues vaya una pediatra hippie que tienes! ¿Seguro que sabe de lo que habla?...) pero oye, si cuela, ¡¡yo suscribo todo lo que tú digas como madre!! Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Bueno, estos comentarios me recuerdan a las comidas familiares tanto en casa de mis suegros como en la de mis padres... y así es como averigüé que mi madre sólo dio el pecho dos semanas a mi hermano mayor, el resto a biberón ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy, las comidas familiares!!! Hay una camiseta que me encanta, dice algo así como: "La maternidad me produce amnesia. No recuerdo haberte pedido tu opinión"... ¡Un abrazo!

      Eliminar