Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

martes, 15 de enero de 2013

Nuevo año, nuevo trabajo, nueva casa...



Bueno, muchos ya sabéis que he dejado de trabajar para la Consejería de Sanidad. En este "tsunami" privatizador, sólo podían ofrecerme contratos temporales (por meses), y hasta la privatización definitiva, momento en el que sería despedida definitivamente... con la opción de ser contratada por la empresa privatizadora, por supuesto. Así que, para que me privaticen otros, me he decidido a liarme la manta a la cabeza y montarme la vida por mi cuenta. Como médico de familia, voy a hacer consulta domiciliaria, también quiero trabajar como doula, y emplear las técnicas aprendidas en los cursos de Reiki y como coach emocional. Así que os presento, con gran alegría, mi nueva web. Seguiré publicando artículos en el blog (de hecho hay un enlace directo entre la web y el blog), pero para los que queráis saber cómo poneros en contacto conmigo, qué cosas estoy haciendo, qué talleres propongo, etc, podéis entrar en: 

http://www.pediatriaconapego.com/


Espero que os guste!!


6 comentarios:

  1. Mucha suerte Teresa, en tu nueva andadura....!!! Porque estás en Madrid y yo soy de valencia, que si no... más de una visita te haría. Un abrazo.
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana!! Para las de fuera estoy a vuestra disposición por mail, pero no me cierro a nada, si hay que ir a Valencia, pues se va!! Un abrazote.

      Eliminar
  2. Mucha suerte en esta nueva etapa, todo es para bien, ya lo verás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahora no paro,y estoy haciendo cosas que me encantan (dos douleos, tallercicos de salud, etc) así que no se me ocurre quejarme, Sol. Un besote!!

      Eliminar
  3. Te felicito por tu decisión... Aquí, con otro médico de familia en casa (lo mismo hasta os conocéis) entiendo que te hayas liado la manta a la cabeza para embarcarte en un proyecto que te ilusiona y donde puedes aportar mucho.

    Te deseo toda la suerte del mundo (¿quién dijo que el 13 era un mal número?),

    Beatriz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beatriz!! Y si tienes uno en casa, ya sabes de lo que hablo!! La verdad es que es vergonzoso cómo nos están tratando en la Consejería, no sé cómo se puede luchar cuando cada vez que hablas con ellos es como si te dieras un cabezazo en la pared... supongo que yo ya me harté de cabecear!! Un abrazo grande!!

      Eliminar