Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

martes, 11 de diciembre de 2012

In memoriam

Hoy mi tía Araceli cumpliría 93 años (o 94, nunca lo tuvimos demasiado claro, porque como mujer presumida que era, a veces se quitaba algún añito). Hace un tiempo, en el curso de doulas hablamos de lo importante que era honrar a nuestro linaje femenino. 
Aunque Araceli no pertenezca a mi linaje femenino "de sangre", sin duda pertenece a mi linaje "de corazón". Amiga de mis abuelos, protectora a ultranza de mi padre, amiga y confidente de mi madre, y "abuela putativa" de muchos nietos, a los que disfrutó tanto o más que a los suyos. 
En casa siempre era una fiesta cuando venía la tía Araceli. De pequeñas nos ponía a hacer gimnasia (todos los días hacía su gimnasia, yo creo que es una de las cosas que la mantuvo viva hasta los 92), jugaba con nosotras, nos llevaba a caballito, nos contaba cuentos... Fue una verdadera abuela para mis hermanas y para mí, y también para muchos de mis primos. En sus últimos días, poco antes de ser operada del cáncer que finalmente se la llevó, tuvo ánimos para ir a mi boda y ser la primera en salir a bailar con el novio, ¡por supuesto, era la abuela de la novia!!
Por eso me apetecía escribirte este pequeño recordatorio, mi tita querida. Y aunque se me llenan los ojos de lágrimas, también sonrío, porque sé que en el cielo se montó una pequeña fiesta el día que tú llegaste, ¡tanta gente te esperaba!! Te puedo imaginar ahora, celebrando con tu marido que por fin estáis juntos, poniendo a mi abuela al día de las cosas de la tierra, criticando juntas mi vestido de novia, ¡pero para bien, eh!!, y cuidando de todos nosotros, como siempre has hecho. Te quiero y te recuerdo, por eso sé que, aunque sea un poquito, sigues estando viva en mi corazón, y en el de todos los que te queremos y te recordamos. Un beso y un abrazote de los míos, que sé bien lo que te gustan los mimos. Y muchos recuerdos a todos mis "angelicos" de arriba. Como suele decirse, ¡esperadme mucho tiempo!

2 comentarios:

  1. Ha sido una gran perdida y q bonita manera de recordarla. Te echamos de menos.
    Una de tus nietas putativas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que os guste, simplemente necesitaba hacerlo, espero que a ella, esté donde esté, también le guste!! Un abrazo!

      Eliminar