Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

viernes, 7 de diciembre de 2012

Evaluación de la ley antitabaco

Como bien sabéis, soy antitabaco.  Y lo soy, lo confieso,por una cuestión muy personal. Cuando empecé mi residencia en Albacete, el neumólogo con el que rotaba me animó a hacerme una espirometría, sólo para experimentar lo que tenían que hacer los pacientes cuando la pedíamos. Dicha espirometría descubrió que tengo una lesión de la mediana vía aérea que, según el neumólogo, se debe al tabaco. 
Pero yo jamás he fumado. 
Eso sí, he sido fumadora pasiva muchos años, ya que mis padres, mi abuelo y todos mis tíos y primos eran fumadores, fumaban en casa y era habitual que se fumara delante de los niños. Desde que trabajo como médico, he constatado que los fumadores vienen más al médico, se acatarran más y tienen más problemas respiratorios, pero también tienen más gastritis, más problemas cardíacos, más problemas circulatorios.... Eso sin hablar del cáncer, por supuesto. 
Pero lo que muchos padres no saben es que los fumadores tienen una disminución en la efectividad de su sistema inmunológico que propicia que en sus mucosas nasales y orales vivan muchos microorganismos patógenos, peligrosos para sus hijos, entre ellos el neumococo (que causa neumonías e incluso meningitis), y el ahora "virus estrella" del invierno, el Virus Sincicial Respiratorio, responsable de la mayoría de las bronquiolitis en nuestro medio. Es decir, los padres fumadores podéis contagiar a vuestros hijos esos microorganismos sólo por el hecho de ser fumadores, ya que los "bichitos", que un sistema inmunológico sano elimina sin problemas, viven con vosotros a causa de la inmunodepresión causada por el humo del tabaco.
 Os copio aquí abajo la evaluación que ha hecho el Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de la Salud con respecto a la ley antitabaco (y a su posible derogación o "excepción" en Eurovegas, por ejemplo). Espero que a los fumadores os ayude a reflexionar y a dejar un hábito nocivo para vosotros y para vuestros hijos.


La ley del tabaco 20 meses después.


El pasado día 29 de noviembre de 2012 se  reunió el Observatorio para la Prevención del Tabaquismo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI). El Observatorio es un espacio de encuentro en el que participan todos los agentes implicados en la prevención y control del tabaquismo en nuestro país. Presidido por la Directora General de Salud Pública, Calidad e Innovación del MSSSI, este organismo está integrado por miembros de la Administración General del Estado, Comunidades Autónomas, Ayuntamientos, agentes sociales, sociedades científicas, asociaciones de consumidores y usuarios, y organizaciones no gubernamentales.
Francisco Rodríguez Lozano, presidente del Comité Nacional de prevención del Tabaquismo CNPT nos habló sobre la evaluación del impacto sanitario de la Ley 42/2010 tras sus 20 meses de implantación:
  • El cumplimiento de la Ley es muy alto, entre un 95 y un 99%.
  • Se ha producido una disminución de las ventas de cigarrillos en un 15,9%.
  • Se calcula que se ha producido una disminución de la prevalencia poblacional de fumadores diarios mayores de 18 años estimada provisionalmente en un 2 - 4% (entre 0,8 y 1,2 millones menos de fumadores). Los datos de la Encuesta Nacional de Salud estarán disponibles en enero de 2013.
  • Hay menos contaminación en locales de restauración y ocio (90%)  y menos población expuesta al humo de tabaco y durante menos tiempo.
  • Aunque hay que esperar más tiempo para que se puedan publicar estudios más concluyentes sobre el impacto de la Ley en la salud, los primeros datos apuntan a una disminución de ingresos hospitalarios por asma infantil y por infarto de miocardio.



  En la reunión se comentaron dos estudios que se han publicado recientemente. Un meta análisis publicado en la revista Circulation ha analizado el impacto de las leyes de espacios sin humo en la salud. Los autores han encontrado una disminución del 15% en las hospitalizaciones por infarto agudo de miocardio, una caída del 16% por las hospitalizaciones debidas a accidente cerebrovascular, y una caída del 24% de las hospitalizaciones por enfermedades respiratorias (asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica).
   Otra revisión de estudios científicos publicada en la revista Addiction en noviembre de 2012 sobre el tabaquismo y ausencia al trabajo ha encontrado que los fumadores pierden una media de 2 a 3 días de trabajo más que los no fumadores cada año. Además de mejorar la salud y prevenir enfermedades el no fumar parece que reduce el absentismo en el trabajo y reduce costes en los empleadores.

Razones más que suficientes para no cambiar la Ley, ni permitir excepciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario