Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

miércoles, 24 de octubre de 2012

Embarazada y con cáncer: Noticia para la esperanza

Hasta ahora, las embarazadas a las que se detectaba un cáncer de mama, se veían obligadas a elegir entre tratarse y perder a su hijo (o abortarlo), o no tratarse hasta después del nacimiento del niño. Os copio un esperanzador artículo sobre una terapia en el Vall´d Hebrón que está consiguiendo tratar a las madres sin afectar fatalmente a los niños. ¡¡Me parece una espléndida noticia!!


NOTICIA
19/10/2012
Tratan a embarazadas con cáncer de mama sin dañar al feto

Isabel González
En el Hospital Vall d´Hebron de Barcelona, han conseguido algo impensable hace unos meses, compatibilizar el tratamiento del cáncer de mama con el embarazo. Un total de 24 mujeres han sido tratadas con éxito y con resultados iguales a las mujeres sin embarazo, según informó el hospital este martes.
El programa comenzó en el 2006, donde según el centro, la clave para que esto saliera adelante fue el protocolo de coordinación de tratamiento de forma integral y la proximidad física al Centro de Cáncer de Mama. "Esto se facilita no sólo a través del acceso directo a pacientes y a muestras de tumores, sino también mediante la conectividad total entre investigadores básicos, translacionales y clínicos, que trabajan como equipos integrados abordando los distintos proyectos de investigación en marcha," explica del Dr. Joaquín Arribas, director de investigación preclínica en el Vall d´Hebron Instituto de Oncología (VHIO).

En este programa trabajaron tanto ginecólogos, obstetras, oncólogos, cirujanos de patología mamaria, como pediatras, que hacían de punto de unión entre especialistas para “garantizar la seguridad y eficacia para la madre sin perjudicar la evolución del feto”, enfatizan desde el hospital.

Hasta este estudio, la mayoría de mujeres al ser informadas de su enfermedad, tomaban la decisión de interrumpir su embarazo. Ahora acuden muchas mujeres a este hospital tras escuchar la noticia, que desean continuar con su embarazo con la seguridad de que su hijo no tendrá riesgos. En ese momento, se realiza un profundo seguimiento y según el tipo de cáncer se decide sobre el tratamiento a seguir con cirugía o quimioterapia y el tiempo que se necesitará para ello.

"Yo no sabía que estaba embarazada, sólo que tenía cáncer de mama, por eso estaba en Vall d'Hebron, junto a los columpios de la Fundación Messi, y recuerdo que vi pasar a una mujer embarazada con el pañuelito de las que están con quimio y dije, ¡mira, embarazada y con cáncer! Me chocó. Y vaya sorpresa. Yo también estaba embarazada", cuenta María Barrabés.

Durante las primeras semanas no se da ningún tipo de medicación ya que podría afectar al embrión o provocar un aborto. En el tratamiento con quimioterapia, a la embarazada se le realiza previamente un estudio analítico, una ecografía fetal y la primera visita al obstetra y al oncólogo para analizar el estado del feto y ver que es correcto su desarrollo y tras ello comienza el tratamiento. Cada vez que la embarazada se va a someter a la exposición, se le realiza este circuito para ver que todo continúa su curso con normalidad. Con esto, también se integran nuevos avances como la biopsia selectiva del ganglio centinela, la quimioterapia con taxanos o el control eco cardiográfico fetal.

El caso de mujeres con cáncer durante el embarazo hace años era muy escaso. Pero por el avance en la edad media del embarazo (ahora está en los 35 años) cada vez va en aumento aunque sigue siendo de una incidencia de 2,3 casos por cada 100.00 mujeres.

Tan solo con leer estas declaraciones de las madres, nos hacemos una idea de lo importante que es este avance para el mundo de la sanidad: “Tenía la sensación de que sólo tenía que ir al hospital y seguir cada paso previsto. Iba a poder con lo que me echaran. No sé cómo lo hubiera podido sobrellevar sin ese bebé. Ese subidón", reconoce Inés Gasen. "Con mi cáncer venía un niño".

No hay comentarios:

Publicar un comentario