Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

jueves, 16 de agosto de 2012

Lactancia y trabajo fuera de casa



Preguntas frecuentes sobre el permiso de lactancia
http://www.elpartoesnuestro.es/informacion/conoce-tus-derechos-area-legal/preguntas-frecuentes-sobre-el-permiso-de-lactancia

¿Cómo solicito a la empresa el disfrute del período de lactancia?

En aquellos casos en que vayamos a disfrutar del permiso de forma convencional (es decir, mediante la reducción diaria de la jornada) o en que, pese a compactar el permiso esta posibilidad ya está prevista en el convenio, es suficiente con una comunicación por escrito por parte del trabajador.
En caso de que vuestro convenio no prevea la posibilidad de compactar el permiso pero lleguéis a un acuerdo con la empresa, os recomiendo que presentéis un escrito en el que plasméis el acuerdo al que habéis llegado con la empresa y en la que ambas partes firméis el acuerdo.
________________________________________
¿Si compacto el permiso de lactancia, he de sumar media hora o una hora al día?
La respuesta a esta pregunta es muy compleja, ni tan siquiera la doctrina ha llegado a un acuerdo y ninguna de las sucesivas reformas laborales han conseguido clarificar este punto.
Bajo nuestro punto de vista, al compactar las horas del permiso de lactancia debe sumarse una al día, ya que el propio artículo 37.4 dice que tienes derecho a ausentarte una hora al día y dos opciones alternativas al disfrute de esta hora diaria:
a.    Reducción de la jornada en media hora
b.    Acumularlo en jornadas completas
En el caso de la opción a) vamos a poder decidir entrar media hora más tarde al trabajo o bien salir media hora antes. En el caso de la opción b) se nos permite acumular el permiso en días completos, por lo tanto, esta opción b) es una alternativa al disfrute de una hora diaria y no una alternativa al disfrute de la reducción de la jornada en media hora. En conclusión, tenemos derecho a disfrutar de 14 días libras en concepto de permiso de lactancia (salvo que se prevean más por negociación colectiva).
________________________________________
¿Qué sucede si disfruto de este permiso y después no me reincorporo al trabajo? ¿Me pueden denegar la excedencia por ello?
La razón de ser del permiso de lactancia es poder amamantar o, en su caso, alimentar con leche artificial, al menor de 9 meses de edad. Por ello la ley garantiza que uno de los progenitores pueda ausentarse del trabajo en dos fracciones de media hora, o bien durante una hora completa o reducir la jornada laboral en media hora.
Si vamos a solicitar una excedencia al fin de la baja por maternidad con la ley en la mano no es posible disfrutar del permiso de lactancia, ya que no será posible ausentarse del trabajo para alimentar al bebé, dado que la relación laboral está en suspenso. No obstante, en la práctica hay numerosos casos de madres que han disfrutado del permiso y después han solicitado una excedencia sin tener que devolver las cantidades percibidas durante los días de lactancia.
En todo caso, es útil que leáis vuestros convenios colectivos, a ver si contienen previsiones al respecto. En mi opinión, no te pueden denegar una excedencia para el cuidado de hijos menores por el mero hecho de haber disfrutado de los días de lactancia pero sí es posible que tengas devolver las cantidades percibidas.
________________________________________
¿Y si me reincorporo más tarde que después de las 16 semanas de baja maternal?
En caso de reincorporarte más tarde de las 16 semanas de baja maternal, por ejemplo, porqué hayas solicitado una excedencia de un par de meses, podrás disfrutar de la parte proporcional del permiso de lactancia que te quede hasta los 9 meses. Por lo tanto, en el caso expuesto, podrías disfrutar de algo más de 3 meses del permiso de lactancia, ya que al reincorporarnos al trabajo nuestro bebé tendrá casi 6 meses (16 semanas de baja + 2 meses de excedencia).
________________________________________
¿Los días de permiso acumulado corresponden a días laborales o naturales?
La reducción horaria que prevé el artículo 37.4 ET se refiere a jornadas laborales, ya que no vamos a ausentarnos una hora del trabajo los días de descanso. Por lo tanto, los días de permiso acumulado deberían igualmente corresponder a días laborales.
________________________________________
¿Es compatible la reducción de jornada con el permiso de lactancia?

Sí, ambos derechos pueden disfrutarse de forma simultánea. La jurisprudencia ha considerado que son permisos distintos y acumulables.
________________________________________
¿Es mejor disfrutar de la lactancia antes o después de las vacaciones?

Esta cuestión es relevante en el caso de que hayáis decidido compactar las horas relativas al permiso de lactancia. Hay que tener en cuenta que este permiso se genera desde que nos reincorporamos al trabajo hasta los 9 meses de edad del bebé. Por lo tanto, si primero disfruto de las vacaciones solo podremos compactar las horas desde nuestra reincorporación efectiva (tras las vacaciones) hasta los 9 meses. En cambio, si primero disfruto del periodo de lactancia compactado se me habrán computado las horas desde el día siguiente al fin de la baja maternal hasta los 9 meses de edad del bebé.          
________________________________________
¿Cuánto cobraré durante el permiso de lactancia?
El permiso de lactancia es un permiso retribuido y, por lo tanto, vamos a cobrar el 100% de nuestro sueldo. No obstante, en caso de que optemos por acumular los días de lactancia pueden deducirnos algunos conceptos, tales como los gastos de transporte o dietas (ya que no los estamos usando o gastando).
Clara Pons Mesman, abogada
Clara_pons@hotmail.com


¿Y después? ¿Cómo me organizo para que mi hijo siga tomando mi leche?
(modificado de la WEB de la AEPAP. Equipo de redactores de “Preguntas más frecuentes de la A a la Z”)

Ante todo, ¡¡enhorabuena!! Si estamos hablando de mantener la lactancia materna es porque ya le estás dando a tu hijo el mejor de los alimentos, la leche de su madre.
La reincorporación a la vida laboral no debe ser un obstáculo para que tu hijo siga tomando leche materna. No dudes en exponer las posibles dificultades que te encuentres para buscar entre todos una solución.
Es muy conveniente que, desde un par de semanas antes del momento de la incorporación al trabajo fuera de casa, se comience a crear un “almacén de leche” de reserva, extrayéndola preferiblemente por la mañana y congelándola en pequeñas cantidades y con etiquetas (ver más adelante).
Cuando llegue el momento, lo ideal es que mantengas algunas tomas al pecho, la primera de la mañana y las que sigan a tu vuelta a casa son especialmente importantes. Organízate para que “le toque” mamar justo cuando tú vuelvas a casa.

¿Cómo me extraigo la leche?

Se puede hacer extracción manual, pero hay en el mercado unos aparatos que se llaman comúnmente “sacaleches”. Hay muchas marcas, pero yo prefiero el de Medela porque tiene diferentes tallas de copa. Se puede utilizar el sacaleches manual o el eléctrico. Los eléctricos se pueden alquilar en las farmacias o en tiendas de PRENATAL

¿Cómo se usa el sacaleches?

El aparato simula lo que hace tu hijo cuando toma el pecho, succionando el pezón y depositando la leche en un recipiente. Es aconsejable que antes de empezar te laves las manos con agua y jabón, y te estimules un poco el pezón para facilitar la expulsión de la leche. Lo mejor es ponerlo unos 20 min en cada pecho, sobre todo al principio puede salir poca leche, tranquila porque el sacaleches es menos eficaz que el niño, y si el niño toma a menudo, habrá poca leche en el pecho. Al empezar el trabajo, en cuanto pases más de 5 h sin que el niño mame, verás como sale más leche. No por usar más tiempo el sacaleches sale más leche, es mejor usarlo 20 minutos y ponerlo cada 2-3 horas, que usarlo una hora entera y acabar con el pezón irritado. 
Se aconseja mantener aproximadamente el horario de tomas del niño, lo ideal sería que pudieras llevarte el aparato al trabajo y refrigerar allí la leche que te extraigas. 
Si no puedes extraer una toma completa en el trabajo, al menos llévate un sacaleches manual y extrae 5-10 minutos.( La leche que no puedas refrigerar, aprovéchala, tiene más defensas que un “Actimel” y encima es tuya!!) 
En casa puedes aprovechar momentos entre toma y toma, por la mañana es cuando más leche se tiene, y te puedes poner el sacaleches en un pecho mientras el niño mama del otro (habitualmente de esta forma sale más leche).

¿Cuánto tiempo aguanta la leche en buen estado, una vez extraida?

Para no correr riesgo no es aconsejable sobrepasar los siguientes intervalos de seguridad:

-    A temperatura ambiente 7 horas (5 en verano): Podemos añadir la leche extraída en distintas tomas a lo largo del día y congelarla al final del día.
-    En el frigorífico 7 días
-    En el congelador:  
.   Una estrella, 2 semanas,
•    3 estrellas, 3 meses.
•     Congelador separado del frigo: 6 meses.

No coloques la leche en los estantes de las puertas, pues es la parte donde más varía la temperatura, lo ideal es ponerla al fondo y centrada.

¿En qué recipiente la guardo?


Siempre se ha considerado que lo mejor son los envases de vidrio, aunque pueden emplearse bolsas especiales y recipientes de plástico duro. Se puede congelar “en cubitos” siempre que sea una cubitera con tapa, que permita cerrarla herméticamente. Cualquier envase que utilicemos para la leche debe tener un tapón u otro sistema que permita cerrarlo herméticamente.
No deben emplearse envases de colores.
Es aconsejable poner siempre etiquetas en los recipientes con la fecha en la que se extrajo la leche. Utiliza los de fecha más antigua (los que llevan más tiempo en el frigo). Si se llevan a la guardería, hay que etiquetarlos también con el nombre del bebé.

¿Qué cantidad guardo en cada frasco?

Es recomendable guardar la leche en pequeñas cantidades (60-120 ml) para  poder descongelar o retirar del frigo sólo la que el niño vaya a tomar inmediatamente.

¿Puedo dar al niño leche no consumida de la toma anterior?

Si el niño no ha tomado toda la leche, puedes dársela hasta 2-3 horas después, pero si pasa más tiempo debe desecharse. (O, como he dicho antes, si no la aprovecha el niño, que la aprovechen los adultos)

¿Cómo calentar la leche, una vez retirada del frigorífico o el congelador?


Coloca el recipiente cerrado bajo un grifo de agua corriente, abriendo la caliente poco a poco, hasta que la leche se ponga a temperatura ambiente. También se puede calentar al baño maría, pero teniendo cuidado de que no se caliente demasiado.
Si le leche es congelada, lo mejor es pasarla la noche antes de utilizarla, del congelador al frigorífico.
NO USES EL MICROONDAS, calienta de modo desigual y alguna zona puede hervir, destruyendo las defensas que aporta la leche materna y provocando quemaduras al niño.

¿Cómo transportar la leche congelada?

Lo ideal es una neverita portátil blanda tipo bandolera o similar, que mantenga el frío durante el transporte.

Comprendo perfectamente que amamantar mientras trabajamos fuera de casa requiere un esfuerzo extra, pero como pediatra os aseguro que merece la pena, los niños de lactancia materna son mucho más sanos que los niños alimentados con lactancia artificial!! Y los beneficios para vosotras también son evidentes. ¡Un saludo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario