Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

lunes, 2 de abril de 2012

Evaluación rápida de la lactancia

Os adapto aquí una hoja de evaluación de la lactancia para médicos, que hice junto con Carmela Baeza para la reunión de residentes de medicina familiar y comunitaria de la Sociedad Madrileña de Medicina Familiar y Comunitaria. Creo que puede servir también para evaluar vuestra propia lactancia, si las cosas están yendo bien, o si es necesario pedir ayuda. ¡Espero que os sea útil!

 Evaluación rápida de la lactancia:

1.- ¿Es a demanda?
A demanda significa eso. No es cada 3 horas, ni cada 2, ni cada 6. Es cuando el niño lo pide.
¿Y si sólo hace 10 minutos que pidió? Pues a lo mejor tiene sed, o resulta que ha comido pero ahora tiene ganas de postre. Si pide, será porque lo necesita.
 
2.- ¿Duele?
La lactancia normal NO duele. No hay que “aguantar” hasta que “se pase”. Si duele, hay un problema y hay que solucionarlo. Ponte en contacto con la liga de la leche o con algún grupo de lactancia de tu zona... Muchas veces los pediatras o los médicos no tenemos demasiada idea de lactancia, la que mejor te puede ayudar es una mamá con una lactancia exitosa.
 
3.- ¿El niño está cogiendo peso?
Si el niño no engorda, puede ser por varios problemas, no hay que atribuirlo a que la leche “es escasa” o “no le alimenta”. Valorar la técnica de succión, si realmente se le da el pecho a demanda, si el niño tiene la lengua corta o frenillo…
Lo normal es que un niño de pecho coja entre 120 y 150 g a la semana durante el primer mes. Más o menos a los 15 días tiene que haber recuperado el peso del nacimiento. A partir del segundo mes NO SE ENGORDA TODAS LAS SEMANAS, y no es aconsejable pesar al niño tan a menudo.
 
4.-¿Cuál es el compromiso de la madre con respecto a la lactancia? ¿Y el de las personas que la rodean?
En un momento tan vulnerable como el post parto, el que los que rodean a la madre lactante le estén continuamente mandando mensajes negativos no ayuda a que se establezca adecuadamente la lactancia. Creo que muchas madres continuarian con la lactancia si su entorno fuera más favorecedor. Me parece totalmente insuficiente el tiempo que tenemos de baja maternal, el niño debería poder estar con su madre durante todo el primer año de su vida.  Como médico, considero importante también comprender a las madres que renuncian a dar lactancia materna, acogerlas y apoyarlas.

5.- Cuando no “sube” la leche:
Interrogar a la madre sobre el parto. Los partos instrumentalizados y las cesáreas provocan alteraciones hormonales que pueden retrasar la subida de la leche. Es importante que el niño no pierda demasiado peso y puede necesitar suplementos, pero hay que intentar quitarlos lo antes posible, y hay que poner al niño al pecho todo lo posible. Lo que más normaliza la situación hormonal es el “piel con piel”, oler al niño, sentirlo, acariciarlo… Es fundamental acompañar psicológicamente a la madre en este proceso. Es esencial valorar la posibilidad de hipotiroidismo, la causa más frecuente de hipogalactia  real(falta de leche) en nuestro medio.

6.- ¿Se pueden tomar medicamentos dando el pecho?
SI. Habrá que buscar los que no están contraindicados, pero casi todos los medicamentos habituales se pueden tomar durante la lactancia: Paracetamol, ibuprofeno, la mayoría de los antibióticos, muchos antidepresivos. Consultar en la web www.e-lactancia.org.  

NO HAY MEDICAMENTOS (ni siquiera “naturales”) QUE MEJOREN LA PRODUCCIÓN DE LECHE. Ojo, sí hay algunos contraindicados: Evitar tés de hierbas con hinojo, comino o anís. Aconsejable evitar fitoestrógenos en exceso (Soja, aceite de onagra…)

7.- ¿Se puede conservar la leche en la nevera?
SI. Y también se puede congelar. La leche de mujer es como cualquier otro alimento humano.

8.- ¿Hay que tratar el pezón de alguna manera especial para favorecer la lactancia?
No. Los pezones planos suelen salir cuando el niño succiona. Hay pocos pezones invertidos reales, y cuando los hay son una patología grave, porque efectivamente los niños no pueden succionar, no consiguen sacar leche y no engordan. Incluso en éste tipo de pezones, hay soluciones para mantener la lactancia, ¡pida ayuda!
 
9.- ¿Y si hay mastitis? ¿Y si hay grietas?
CONTINUAR CON LA LACTANCIA.
Las grietas se producen por un mal agarre, cuando se mejora el agarre, se curan. Las pezoneras suelen ser inútiles, cuando no contraproducentes. Si las grietas son muy dolorosas, se puede estar un tiempo con sacaleches y dejar mamar al niño del pecho menos dolorido. Pero lo fundamental es mejorar el agarre, sólo entonces se curarán las grietas. De nuevo, ¡pedir ayuda! Dar de mamar es un placer, si no es así, algo estamos haciendo de manera incorrecta. No "aguantéis" el dolor y las grietas, hay muchas madres, asesoras de lactancia y profesionales que pueden ayudaros.
El mejor tratamiento para la mastitis es que el niño vacíe el pecho, es deseable que continúe mamando hasta que se solucione la mastitis. Además del antibiótico, sería aconsejable dar a la madre dosis de lactobacillus reuteri, que ha demostrado mejorar el pronóstico de la mastitis.

10.- ¿Y si finalmente la madre prefiere dar biberón?

 Aconsejar un biberón que respete en lo posible la fisiología del pezón (CALMA de Medela, por ejemplo). No hay ninguna leche "mejor" que otra, que la madre vea la que más le gusta y mejor le sienta. No pasa nada porque pruebe varias.

Autora: Teresa Escudero Ozores, Médico de familia y pediatra de primaria, 2011
Bibliografía:
Manual práctico de lactancia materna. Carlos González. Ed ACPAM

www.aeped.es.
(En la página web de la asociación española de pediatría hay un documento sobre cómo promover y apoyar la lactancia materna en primaria, se publicó en Anales de pediatría en Octubre de 2005 pero se puede acceder al texto completo en la web ::www.aeped.es/documentos/lactancia-materna-como-promover-y-apoyar-lactancia-materna-en-pr)

10 comentarios:

  1. Hola Teresa, enhorabuena por tu iniciativa al hablar sobre la lactancia y crianza respetuosa.
    Me gustaria saber cuando hablas de que las pezoneras son contraproducentes a que te refieres exactsmente?

    ResponderEliminar
  2. Hola Teresa, enhorabuena por tu iniciativa al hablar sobre la lactancia y crianza respetuosa.
    Me gustaria saber cuando hablas de que las pezoneras son contraproducentes a que te refieres exactsmente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me refiero a que en general a los niños les cuesta más succionar con pezoneras, y que no mejoran claramente las grietas, al revés, a veces el roce del plástico las empeora. Según lo que yo he visto, sólo deberían emplearse en pezones invertidos, los pezones planos en general salen en cuanto el niño empieza a succionar adecuadamente, y ese tipo de succión puede impedirse precisamente por las pezoneras, en ese sentido serían contraproducentes. ¡Un saludo!

      Eliminar
  3. Ya se que las pezoneras no mejoran las grietas pero pueden ayudar a la mama a soportarlas temporalmente hasta que se curan ya que son muy dolorosas. Si se usan del tamano adecuado no tiene pork rozar. Vamos lo que vengo a decir que es mejor un uso temporal de la pezonera a una lactancia fallida. En un caso de pezon plano que no salia muxo ayudo a prolongar la lactancia al menos unos meses...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, pero la solución en general no pasa por la pezonera, sino por mejorar el agarre. Si no se mejora el enganche, con la pezonera se puede dar de mamar quizá unos meses, pero en general la lactancia no puede prolongarse todo el tiempo que sería deseable. Y al fin y al cabo, depender de la pezonera es depender de algo externo, y tanto las madres como los niños que se han acostumbrado a la pezonera, si no la tienen en un momento determinado se agobian y no comen. En mi experiencia, cuanto antes se quite la pezonera, mejor, y si se puede solucionar el problema sin pezonera (que es lo más frecuente), mejor todavía. Si se ha probado todo y sólo se coge con la pezonera, mejor la pezonera que el bibe, por supuesto, pero es preferible evitar las pezoneras. A lo mejor es sólo mi experiencia, pero en los años que llevo rotando con Carmela Baeza, ella siempre recomienda retirar las pezoneras lo antes posible... Y ella lleva muchos años ayudando a madres con problemas de lactancia, por eso la tomo como referencia. Un saludo!

      Eliminar
  4. Estoy de acuerdo, cuanto antes se retire mejor. Y como dices no es el primer recurso al que acudir sino que hay que mejorar el agarre, ya sea por mala postura, frenillo,...
    Solo que parecia que te referias a que la opezonera era "siempre" contraproducente, pero veo que estamos de acuerdo. Un saludo y seguire echando un vistazo a las entradas que me parecen interesantes.
    Por cierto si tuvieras de alguna informacion de como afecta un parto medicalizado, oxitociba, epidural,...en la lactancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo algunas cosillas sobre eso, aunque algunas son excesivamente "tecnicas", pero a ver si las busco, las explico un poquillo y las cuelgo. Como adelanto, cualquier medicalización en el parto afecta a la lactancia, porque puede "atontar" al niño y disminuir el reflejo de succión (caso de la epidural) y porque puede interferir en el "cóctel" de hormonas de la madre y retrasar la subida de la leche (caso de la oxitocina). Un saludo!

      Eliminar
    2. Sobre la oxitocina en la lactancia, te mando 2 enlaces de estudios recientes, ¡en España! que parecen demostrar que el uso de oxitocina sintética interfiere en la lactancia. Del grupo de Ibone Olza. Quiero leerlo con calma y publicar un artículo sobre ello, pero por ahora te lo mando como respuesta. ¡Un saludo!


      http://iboneolza.wordpress.com/2012/04/03/oxitocina-intraparto-y-lactancia/

      http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1651-2227.2012.02668.x/abstract

      Eliminar
  5. Hola Teresa!
    Mi bebé tiene 3 meses y al mes de nacer tuve que utilizar pezoneras, porque tengo el pezón plano, no me agarraba bien y no me cogia peso. De momento me va muy bien, me pone peso.
    A dia de hoy, me gustaria quitarselas,pero no se cómo. Cada vez que lo intento se irrita.
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Saludos! Cuando se acostumbran a la pezonera, es difícil quitarla porque, como bien dices, se pillan unos cabreos monumentales. Digamos que se acostumbran a que la comida viene en el "envase" de la pezonera, y cuando tocan el pezón desnudo, tienen "miedo" de que no haya comida. No intentes quitar la pezonera al principio de la toma, cuando más hambre tiene, porque se enfadará. Cuando te suelte a media toma, puedes intentar quitarla y que juegue un poco con el pezón desnudo, a veces se enganchan en seguida pero a veces cuesta un poco más. Conforme se vaya enganchando al pezón desnudo a media toma o al final de la misma, ve probando a iniciar la toma sin pezonera,pero si ves que se pone nervioso, te la pones. Verás como poco a poco se va acostumbrando a que aunque el "envase" cambie, sigue saliendo comida!! Mucho ánimo y muchas felicidades, porque sé lo difícil que es establecer una lactancia con la pezonera, ¡campeona! Un abrazo.

      Eliminar