Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

martes, 6 de marzo de 2012

Lactancia prolongada

Antes o después (más pronto cuanto más "crecidito" parezca el niño), toda madre lactante escucha esta pregunta: "¿Y no es muy mayor ya para que le des teta?".
 Por supuesto, ésta es la versión educada de la pregunta, hay muchas otras. 
Tenemos la versión burla-amenaza: tendrá"Hija, l@ tienes enganchadísim@... Irá a la universidad y le tendras que dar la teta".
La versión seudoexperta: "Pues los psiquiatras dicen que se hacen muy dependientes".
 La versión odontológica: "A este niño hay que quitarle la teta porque ya tiene dientes, y la leche materna es super cariogénica". 
La versión dietética: "Está muy delgad@, ya verás como si le quitas la teta come como Dios manda", o al revés "Está muy gord@, hay que irle quitando la teta" (ambas versiones me las contaron dos madres distintas, aconsejadas por el mismo pediatra en la misma guardería, con dos semanas de diferencia. Por lo menos está de acuerdo conmigo en que la teta es algo mágico. Para él puede tanto engordar como adelgazar, ¡¡el caso es quitarla!!!). 


El objetivo de éste artículo es daros herramientas para contestar educadamente (o no, eso según la personalidad de cada una) a cualquiera de las versiones de la pregunta-recomendación-corrección.
Veamos, lo primero. Cualquier persona que le diga a una madre con un niño menor de dos años que ya está "mayorcito para la teta", o no tiene ni idea de lactancia, o lo que es peor (sobre todo si es un profesional sanitario), no tiene ni idea de las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud: http://apps.who.int/rhl/pregnancy_childbirth/care_after_childbirth/yscom/es/), 
de la AEP (Asociación Española de Pediatría:
 http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/recomendaciones)
 ni de la AEPAP (Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria: http://www.aepap.org/familia/lactancia.htm). 
Todos estos organismos recomiendan lactancia exclusiva hasta los 6 meses y lactancia materna hasta por lo menos los 2 años, y después todo el tiempo que la madre y el niño quieran.


Con respecto a la dependencia o independencia del niño: No depende de la lactancia, sino del VÍNCULO que se establezca con la madre, cuando el vínculo es más seguro, el niño es más independiente, y se ha demostrado ampliamente que la lactancia materna ayuda a establecer vínculos más seguros. Y ya en plan humorístico: Yo entiendo que para los padres y madres es un rollo, sería mucho mejor que el niño fuera independiente: Que se vistiera solito a los 5 meses, que comiera solito a los 6... y más o menos a los 5 años se empezara a ganar la vida de limpiabotas, que ya tiene edad. ¿ah, no? Pues eso significa ser independiente. ¿Absurdo, verdad? Como comprenderéis, no va a ser menos "dependiente" si se le quita la teta a los 4 meses en lugar de a los 2 años o más.
Con respecto a las alteraciones psicológicas en general: A la teta se le ha acusado de muchas cosas. De alteraciones del espectro autístico, de favorecer relaciones codependientes, de provocar inseguridad... Pero a la vista de los estudios actuales, sabemos que ninguna de esas cosas es cierta. 
Las alteraciones psicológicas en los niños, de nuevo, se producen por alteraciones en las relaciones vinculares madre-hij@, padre-hij@, por las depresiones post-parto de la madre, por el maltrato físico y psicologico, y por causas de exclusión social, el que esos niños tengan o no lactancia materna es independiente. 
Bueno, no tanto: Se ha demostrado que los niveles de maltrato disminuyen mucho en niños amamantados, al igual que los niveles de estrés tanto en la madre como en el niño. La lactancia materna exitosa es también un factor protector de la depresión post parto.
Así que según los estudios, en todo caso la lactancia sería un factor protector frente a diversos problemas psicológicos tanto de las madres como de los niños.


El tema de la "leche cariogénica" ya ha merecido todo un capítulo en el estupendo libro "Un regalo para toda la vida" de Carlos González. Os remito a él. Sólo un apunte: La lactancia materna PROTEGE de la aparición de caries, cada nuevo estudio confirma ésto, si algún odontopediatra sigue obsoleto en este tema, le podéis remitir a: http://www.crianzanatural.com/art/art10.html


Y, finalmente, la versión dietética, aunque creo que con el ejemplo que he puesto arriba queda claro: La leche  materna es un alimento más. No engorda ni adelgaza más que cualquier otro alimento, depende de la cantidad que se tome, y no es una buena idea disminuir su ingesta "para que engorde", porque la leche materna tiene bastante grasa, y si el niño disminuye el aporte de grasa y lo sustituye por verduras o frutas, lo más probable es que adelgace.


Espero que os haya sido útil a todas las mamis que, a pesar de que el niño tenga más de 6 meses, hayáis decidido no hacer caso de los anuncios de cierta leche artificial, que en la tele habla de sus fabulosos ácidos grasos que potencian el sistema inmunológico. Nada es mejor para el sistema inmunológico que la leche materna, se tome la cantidad que se tome (curioso, la gente se cree que un miniyogur bebido es bueno para las defensas y se toma un sorbito al día... y cuando el niño toma sólo una o dos tomas de leche materna resulta que no sirven para nada!! Cosas de la vida, será porque es gratis...). ¡Hasta pronto!

2 comentarios:

  1. Muy interesante tu post. Precisamente en mi última entrada hablo de mi experiencia en el parto y mis dificultades con la lactancia materna. Resulta que llevo casi 9 meses con la lactancia materna diferida.
    Te paso el link por si quieres leerlo
    http://preparandolallegadadelbebe.blogspot.com.es/2012/04/la-historia-de-mi-parto-y-mis.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pobre! Te pasó absolutamente todo lo que puede pasar para provocar un fracaso en la lactancia... ¡Y lo has superado! Lo primero, darte la enhorabuena y felicitarte, porque estos 8 meses tu hijo ha podido disfrutar de la mejor de las alimentaciones gracias a tí y a la ayuda de la que has disfrutado, tu pareja y tu familia. Y decide tú qué prefieres hacer, mi consejo por supuesto es continuar con la lactancia todo lo que puedas, pero comprendo perfectamente que estés ya bastante agotada y que necesites descansar y relajarte con el tema de la lactancia. Un beso enorme y gracias por escribir tu experiencia, estoy convencida de que ayudará a muchísimas madres en tu situación (que por desgracia son más madres de las que debería, precisamente por cosas como las que cuentas: Inducciones fallidas, cesáreas innecesarias, anestesias generales, falta de contacto piel con piel en la primera hora...). Ojalá cada vez los partos sean más respetados y menos medicalizados, sé que la lactancia también será más fácil!!

      Eliminar