Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

lunes, 30 de enero de 2012

El sueño de los niños: Artículo sobre Nils Bergman

Os traduzco un interesante artículo escrito por Sarah Rainey sobre el último estudio realizado por el doctor Nils Bergman, gran defensor del colecho. Como pediatra favorecedora del colecho (vamos, como pediatra a la que los padres no mienten), puedo asegurar que más del 70% de los niños menores de 5 años pasan más de 3 noches a la semana en la cama de sus padres. A menudo es la única manera de dormir, favorece la lactancia materna, y todos los estudios van confirmando que es lo natural, que venimos preparados para dormir en grupo, y los niños concretamente, para dormir con su madre. Espero que este artículo sea un argumento más a favor de los padres que no quieren dejar llorar a sus hijos. Por mi parte yo lo tengo claro. Ningún niño debería dormir sólo hasta que se sienta preparado para hacerlo.

Los niños deberían compartir la cama de su madre hasta que tengan al menos 3 años, ha dicho un pediatra
.
El pediatra ha dicho que dormir en el pecho de la madre proporciona a los niños un mejor descanso que ser puestos en una cuna durante la noche.

La sugerencia, que va en contra de las advertencias de otros profesionales de la salud, sugiere que el corazón de los bebés está bajo más estrés cuando son dejados  para dormir en soledad.
Éste pediatra dice que dormir sobre el pecho de la madres proporciona a los niños un descanso mejor que ser puestos en una cuna por la noche.
Esta sugerencia procede del doctor Nils Bergman, un pediatra de la Universidad de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, que se dio cuenta de que el sueño en soledad hace más difícil la creación del vínculo entre madre y bebé.
El desarrollo cerebral también puede ser dañado por la separación nocturna, lo que puede llevar a problemas de comportamiento años después, como demuestran diversos estudios.
Pero dejar al recién nacido dormir en la cama de sus padres va en contra de advertencias previas en controversia con ésta, que urge a los padres a dejar a los bebés dormir en sus propias cunas.
Ésta advertencia se sigue de años de estudios sobre la muerte en la cama en el Reino unido, y el riesgo de que la madre pueda dañar o sofocar a su hijo mientras duerme. Un estudio reciente sobre muerte súbita en el Reino Unido encontró que al menos dos tercios de muertes inexplicadas sucedían correlacionadas con el hábito de compartir cama.

Mientras el Consejo Nacional de la infancia está a favor de que los recién nacidos duerman con sus madres, bajo unas estrictas normas, la Fundación para el Estudio de las Muertes Infantiles, continúa en contra de ésta práctica. Su recomendación es que el lugar más seguro para un bebé es dormir en una cuna en la habitación de sus padres, pero no en su cama.

El Dr Bergman, sin embargo, insiste en que las muertes en la cuna y otros daños infantiles no fueron causados por la presencia de la madre.
“Cuando los bebés se sofocan y sufren muertes en la cuna, no es porque su madre está presente”, dijo al Daily Mail, “es por otras causas: humos tóxicos, cigarrillos, alcohol, almohadas grandes y juguetes peligrosos”.

El Dr Bergman, que fundó un movimiento llamado “Cuidado Madre Canguro” (Kangaroo Mother Care), enfatizó los beneficios del contacto piel-con-piel entre una madre y su recién nacido, estudiando los patrones de sueño de 16 niños.

Encontró que el corazón de los bebés tenía tres veces más estrés cuando dormían en una cuna, con respecto al dormir sobre el pecho de su madre. Sólo 6 niños del grupo tuvieron una noche tranquila durmiendo solos. El estudio también reveló alteraciones del ciclo de sueño cerebral, el cual es vital en el desarrollo del órgano, en los niños que dormían en sus cunas. El Dr Bergman advierte que esas alteraciones de sueño en esta edad puede causar problemas de comportamiento en el niño más adelante. El sueño interrumpido y el estrés cardíaco puede hacer difícil para estos niños establecer relaciones con otros más adelante, ha declarado el doctor.



2 comentarios:

  1. Pues Margot Sunderland, dice que hasta los 5 años los niños deberían dormir con sus padres :)

    No conocía al autor que mencionas!! Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la verdad es que no pongo edad límite, ni en el colecho ni en la lactancia, creo que ambos dependen de la comodidad de padres, madres e hijos, del estilo de crianza que se haya elegido, y de los deseos de padres, madres e hijos. Y no, no conozco a ningún niño de 15 años que quiera dormir con sus padres (al menos no todas las noches ;P). Un saludo!!

      Eliminar