Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

lunes, 19 de diciembre de 2011

Cómo y por qué nace este blog

Este blog nace sobre todo de una experiencia que cambió mi manera de ver el nacimiento, la lactancia, y la crianza en general. Hace ya casi 2 años, mi prima Leticia me llamó emocionada. Estaba embarazada. Después de un tiempo deseando y buscando a ese niño ideal, por fin se había hecho realidad, tenía un ser creciendo en su interior. Pocos meses después, me llamó con una petición: Deseaba que fuera su doula, que la acompañara durante el embarazo y el parto de su hija. Mi prima es tremendamente organizada. Ya había leído montones de libros sobre embarazo, parto y crianza, y había decidido que lo mejor para ella y para su hija era dar a luz en casa. Me tragué mis miedos y mis prejuicios (soy médico, no lo olvidéis), y decidí confiar en ella. No tenía ni idea de lo que era una doula, así que me informé. Leti me recomendó alguno de los libros que ella ya había leído. Y descubrí un mundo nuevo. Odent y Leboyer me descubrieron que es posible el parto respetado y sin violencia, que la mujer está naturalmente preparada para gestar y parir, que nunca hay prisa y que cuanto más se deje a la mujer a su aire, mejor para ella y para el niño. Gutman me enseñó a buscar mis sombras y ponerlas a la luz para que no nublen la visión del niño que tenemos en brazos. González me demostró científicamente que se podía (y era bueno) criar a los niños besándolos mucho. Jové me enseñó que, además, era posible hacerlo siendo feliz y haciendo felices a nuestros hijos. Paso a paso, libro a libro, mes a mes, acompañando a Leti también me acompañaba a mí misma. Cambié mi vida laboral e inicié mi recorrido como pediatra de primaria, hasta entonces había sido médico de familia en un pequeño pueblo, sin pediatra, y veía tanto niños como adultos. Al mudarme a Madrid sólo podía decidir entre niños o adultos, y en medio del cambio que estaba viviendo, para mí fue claro que mi futuro laboral se escribiría con los niños (y con sus padres, madres, abuelos, tíos... ¡sigo siendo médico de familia!).
Llegó el momento del parto, de los nervios, de ¡cuánto tarda en dilatar!, de, ¿qué hacemos, Emilio? (Emilio Santos es el ginecólogo que atendió el parto de mi prima). Y, de repente, Vera estaba ya fuera de su mamá, enganchada a su pecho, mirándola con sus ojos vivos y brillantes. ¡Yo nunca había visto a un niño así después de un parto hospitalario! Así de despierto, así de VIVO. Y de repente, recordé los partos vividos en Bolivia, en Albania, en las casas de mujeres pobres y valientes, que no tenían dinero para pagarse el hospital...
Emilio, como buen brujo, ya pronosticó que acabaría dedicándome a aquello de los partos. En el curso de doula se lo recordé.
Vera tiene ya diecisiete meses. Hemos recorrido juntas, ella, su mamá y yo, los caminos del puerperio, la lactancia, la deambulación... Las dudas con el peso y los percentiles, con las caries, con la estimulación... Vera y mis pequeños pacientes son mis grandes maestros en este camino, en el que nunca dejo de aprender. Quiero compartir con vosotros y vosotras lo que he ido aprendiendo, mis reflexiones, cosas interesantes que aprendemos en el curso de doula, cosillas de lactancia que aprendo con Kika Baeza, una de las personas más honestas, generosas y tolerantes que conozco, cosas chulas que hay en internet, pero pueden ser difíciles de encontrar.... Espero que os guste y os sirva. ¡Gracias por estar ahí!

3 comentarios:

  1. Hola Teresa, me encanta tu blog. Me quedo por aquí. Un abrazo :o)

    ResponderEliminar
  2. Teresa!! nos encontramos por aquí también! Qué gustazo leerte y saber que eres la pediatra de mi hijo, nuestra pediatra!! confío que puedas serlo muchos años más...Pero me queda el consuelo de tenerte fichada por aquí y no perder el contacto contigo. Gracias por compartir tu tiempo de esta manera también. Un besote enorme y una sonrisita del pequeñajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! A mí también me encantaría saber qué va a ser de mí a partir del 31 de Marzo que se acaba mi contrato!. Intento escribir algo todas las semanas, espero que te sea útil, preciosa. A vuestra disposición, como siempre!! Un besote para cada uno de la familia!!

      Eliminar