Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

lunes, 29 de junio de 2015

Mareas verdes y deberes...

Me encuentro con que mi sobrina de 5 años tiene una montaña de deberes para el verano... Me desmoraliza pensar que la mayoría de los niños a partir de los tres años son obligados a pasar horas sentados en el colegio... y luego al llegar a casa se tienen que sentar de nuevo a hacer deberes. Hace un tiempo compartí la petición de change.org por la racionalización de los deberes en primaria, y ahora quiero compartir las reflexiones de algunos profesores en el blog de la Marea Verde, en defensa de la Educación Pública. Espero que os sean tan inspiradoras como lo han sido para mí... Yo quiero una escuela pública de calidad para mi hijo... y quiero profesores que luchen así por su dignidad como profesores y por el bien de mi hijo y de todos los niños que van a la escuela pública.

http://mareaverdemadrid.blogspot.com.es/2015/06/deberes-escolares-y-escuela-publica-una.html


"DEBERES ESCOLARES Y ESCUELA PÚBLICA: UNA TENDENCIA MAQUIAVÉLICA" (Sansón Carrasco y un grupo de profesores)

Somos profesores y aprovechando el enésimo debate generado por la petición al Ministerio de Educación de “la racionalización de los deberes en el sistema educativo español” (con más de 110.000 firmas en change.org), manifestamos lo que en la calle es un “clamor silencioso” de injusticia y crispación, que no se merece la Escuela Pública.

Queremos dejar de ser “testigos mudos” sobre el mal uso y abuso de las tareas escolares: más que como un elemento compensador de las carencias,  lo que realmente genera es un desequilibrio en  la igualdad de oportunidades, perjudicando gravemente el futuro de nuevas generaciones.

Queremos dejar de ser cómplices por la falta de criterio y rigor pedagógico de la asignación de estas tareas fuera del ámbito escolar, suponiendo una explotación infantil en el “primer mundo” en nombre de la calidad de la enseñanza, ampliando las jornadas escolares de forma extenuantes, sin coherencia y sin control; y lo que es peor, dejando desprotegidos a la población más vulnerable provocando una situación contraria a la cohesión familia-escuela de la que siempre ha abanderado la Escuela Pública.

Queremos dejar de ser complacientes con la actitud desleal de compañeros, que constatan como “notarios” el trabajo realizado fuera de la escuela por las familias y negocios privados paralelos a esta (tutores, academias, profesores particulares, etc…).

Queremos ser una Escuela Pública que no atienda, exclusivamente, los dictados de excelencia, copiando modelos educativos tradicionalmente unidos a la enseñanza privada y concertada, en la que prima la competencia y la rentabilidad de los resultados académicos, por encima de la formación de las personas.

En definitiva, hagamos “un viaje al centro de la tierra”, emerjamos a cara descubierta y cambiemos el rumbo.



Sansón Carrasco y un grupo de profesores


jueves, 25 de junio de 2015

Canciones para niñ@s y no tan niñ@s, esta vez con una reflexión de Mandela (segunda entrega)

Hoy antes de empezar con las canciones, quiero copiar una reflexión de Mandela que mi querida Leticia me leyó en mi boda... y que yo deseo regalar a mi hijo y a todas y cada una de las personas brillantes y hermosas que me rodean:

"Nuestro mayor temor no consiste en no ser adecuados.
Nuestro temor consiste en que somos poderosos más allá de toda medida. 
Es nuestra luz y no nuestra oscuridad lo que nos atemoriza.
Nos preguntamos: “¿Quién soy yo para ser brillante, espléndido, talentoso, fabuloso?” 
Pero,  en realidad, ¿quién eres tú para no serlo? Eres hijo de Dios.
Tus pequeños juegos no sirven al mundo.Disminuirte a ti mismo para que los demás no se sientan inseguros a tu lado no tiene nada que ver con la iluminación. 
Todos estamos hechos para brillar, como brillan los niños.
Nacemos para manifestar esta gloria que está dentro de nosotros. 
Y no es que esté solo en algunos, está en todos nosotros.
En la medida en que dejamos que brille nuestra propia luz,
damos a otros permiso para hacer lo mismo.
En la medida en que nos liberamos de nuestro miedo,
nuestra presencia libera automáticamente a otros"

Y ahora, ¡a cantar!!
Siguiendo con la Naturaleza... Una de mis canciones favoritas... Porque deseo que aprendas que todo lo que nos rodea, la Tierra y todo lo que contiene, no son propiedades nuestras, son un préstamo de las generaciones futuras. Porque deseo que seas capaz de ver el ALMA de todos los seres vivos, personas, animales y plantas. Porque tienes la suerte de tener un abuelo y una tía que te van a llevar con lobos, muflones y otros animalillos. Porque tienes la suerte de tener una abuela con los "dedos verdes" que sabe cuándo hay que cuidar a una planta y cuándo hay que dejarla de cuidar, y un abuelo que te enseñará los ciclos de la tierra, y cuándo es el momento de sembrar los calabacines... ¡Aprovéchalo, mi niño!!



Y para terminar, probablemente lo que más me costará como madre. Otra vez Pocahontas, Escoger el propio camino, más allá de las convenciones sociales, de lo que la gente considera "correcto", "estable", "aceptable"... Deseo que sea tu elección y no la mía. Deseo que busques más allá de lo convencional, que te busques a tí mismo allí donde sea necesario, más allá de lo conocido, seguro, vallado y protegido... Y como sé que me va a costar, aquí lo dejo escrito y cantado para recordarlo... Just arround the riverbend...


martes, 23 de junio de 2015

Canciones para niñ@s... y para no tan niñ@s (primera entrega)

Hace un tiempo que estuve reflexionando sobre qué mensajes me gustaría que escuchara mi hijo, qué me gustaría que aprendiera, cuáles son los arquetipos que me gustaría que fueran sus ejemplos... Lo cierto es que sólo me venían canciones y arquetipos para niñas... pero luego me he dado cuenta de que éstas canciones envían mensajes poderosos a niñas, niños y adultos de ambos sexos. Quiero compartirlas con vosotros de dos en dos:

La primera va dedicada a mi hermana Macarena, por las razones que ella sabe...
Es la canción "Let it go", de la película Frozen... Porque yo ya no quiero ser una niña buena nunca más, ni quiero que tú lo seas, hijo mío. Te quiero libre, conectado con tu poder, con tu verdad, con tu SER.




Y la segunda va dedicada a todas esas niñas y niños a los que no dejaron despeinarse, ni ensuciarse, ni trepar... ni todas esas cosas que deberían poder hacer TODOS LOS NIÑOS (y los adultos). Porque te quiero conectado con la Naturaleza, cabalgando con el viento, fuerte como las rocas, lleno de vida como los manantiales... La canción "Volaré", de  la película Indomable...






¡¡En breve, la segunda entrega!!!

viernes, 19 de junio de 2015

Agresividad, acoso escolar, y función de los adultos

He estado leyendo últimamente varios artículos de la Pedagogía Blanca sobre estos temas, y he hecho un resumen de ellos, porque me parece muy importante dejar claras algunas cosas:

1.- Ante cualquier agresión, verbal, física, o virtual, la TOLERANCIA CERO es la única manera de actuar. Los límites son claros, el niño no debe hacerse daño a sí mismo, ni a sus padres o cuidadores, ni, por supuesto, a otros niños. Los padres o cuidadores, y los maestros, tampoco tienen ningún derecho a agredir a otros, mucho menos a los niños.

2.- Es deber de padres, cuidadores y maestros INTERVENIR Y PARAR LAS AGRESIONES. Siempre, en todo momento, en todo lugar. SIEMPRE.

3.- Una institución como un colegio, ludoteca, guardería, o instituto, debe HACERSE RESPONSABLE DE LO QUE SUCEDE. Buscando todas las soluciones posibles, y sobre todo incidiendo en la prevención (formación de los educadores en gestión emocional, expedientando a aquellos educadores que puedan agredir de cualquier forma a los alumnos, escuchando las quejas de alumnos, padres y educadores por igual....)

Sé que ésto es difícil, pero tenemos que hacernos conscientes de que el acoso escolar y en las redes es un problema habitual. Últimamente ha saltado a la actualidad de la peor manera posible : Una niña se suicida por acoso escolar reiterado sin haber recibido protección efectiva de nadie.

Por supuesto, para evitar estos casos, la prevención es fundamental.
 Y la prevención empieza en casa. Los padres y madres deberíamos ser un ejemplo de cómo se resuelven los conflictos. Si nosotros acosamos e insultamos a otros, en persona, en la red o en reuniones en las que no están presentes nuestras víctimas, los hijos asimilan que eso es correcto. 
Los niños hacen lo que hacemos.
Es fundamental poner límites. Si nosotros enseñamos a nuestros hijos que deben respetar a los demás, su personalidad y sus ideas. Si les mostramos cómo nosotros lo hacemos con aquellos que piensan diferente, actúan diferente… ellos crecerán con la idea de que es correcto hacerlo. Si agredimos o despreciamos, acosamos o vilipendiamos, usamos burlas groseras o comentarios despectivos con otros seres humanos,  los niños copiarán lo que hacemos.

Con respecto a la agresividad. Si nosotros no sabemos canalizar la agresividad de manera no dañina, enseñamos a los niños a hacer eso. Si ante cualquier provocación respondemos con un grito, un golpe, una mala contestación, eso es lo que nuestros hijos aprenderán a hacer.

Es fundamental ser sinceros con nosotros mismos y con nuestros hijos. Nos cuesta aceptar que nos equivocamos pero si nuestro hijo es agresivo con otros sin motivo real, tenemos que aceptar que algo no va bien, no porque la agresividad no sea sana en algunos casos, sino porque un niño muy agresivo sufre y es responsabilidad nuestra averiguar la raíz de ese sufrimiento y solucionarlo en lo posible.

No es normal que un niño sea habitualmente agresivo, porque no es normal que un niño viva bajo la sensación de amenaza permanente. Si tu hijo agrede a otros niños no te conformes con eso de que se está expresando y es sano que se exprese, no hagas dejación de tus funciones haciéndoles solucionarlo entre ellos. Los niños necesita un ambiente seguro, no deberían estar sintiéndose rabiosos, necesitan que les enseñemos a canalizar y expresar las frustraciones sin dañar y necesitan que les expliquemos límites y respeto a otros.

Por supuesto, además de los padres, están los maestros. Ante casos como los de ésta niña, luego te cuentan los padres: la maestra saca a la pizarra a su hija y la humilla porque no responde bien o responde de otra manera, provocando la risa de toda la clase. 
O le pone al niño la etiqueta de lento o malo. 
O lo manda a la “clase de los bebés” porque se ha hecho pis o no hace las fichas.
 O castiga a la clase sin recreo por hablar o porque algunos se han portado “mal” y no son denunciados por sus compañeros. 
O le rompe un trabajo a un niño. 
O señala en clase en voz alta las notas.
 O hace algún comentario despectivo sobre cualquier colectivo.
 Son cosas que pasan y las familias las cuentan. A veces se consideran "cosas normales"... y no lo son, son agresiones, y así se vivencian por parte de aquellos que las sufren.  Son, seguro, una minoría de casos, pero como decía al principio, debe haber TOLERANCIA CERO.

Todos los niños merecen protección si son agredidos y todos los centros deben actuar en esos casos
.
Y aunque soy partidaria de la educación alternativa, también sé hay escuelas alternativas que optan por no actuar cuando hay un conflicto entre dos alumnos.
Ante este tipo de cuestiones, es importante preguntar en el colegio o escuela alternativa cuál es su  política real de actuación cuando hay agresiones entre compañeros. Porque si dicen que ellos no intervienen porque deben resolverlo entre ellos o que es una cuestión kármica o que en los conflictos no hay que posicionarse porque todos son responsables o el agredido lo atrae porque tiene que aprender algo … salid huyendo de ahi.
Si dicen que eso alli no sucede, ES MENTIRA. Si dicen que sucede pero hacen todo lo posible por evitarlo y reconducir a los que agreden y proteger a los agredidos, es lo minimo.
Los niños merecen mas protección que los adultos. Y nosotros tenemos más herramientas para evitar y defendernos de un abuso, incluso tenemos a las autoridades para denunciar.

Los niños vienen de ambientes muy variados y por diversas razones pueden llegar a agredir a otro niño, a veces sencillamente porque no saben canalizar su agresividad o porque proyectan problemas de otro ámbito. Los niños que agreden también son victimas y lo serán más si no les enseñamos a actuar de otro modo, pues reforzarmos la impunidad y las agresiones pueden aumentar en intensidad con los años.

Los que son observadores de las agresiones y, por supuesto, los que las sufren, merecen que los adultos las evitemos antes de que sucedan y que intervengamos inmediatamente para pararlas y procurar que no se repitan bajo ninguna circunstancia.

Nada hay peor para quien sufre una agresión que se niegue lo sucedido o se le culpabilice del modo que sea.  No hay justificación ni ideológica, ni psicológica ni por dejadez para hacer a un niño “responsable” de sufrir agresiones.

Les tenemos que enseñar que no están solos y que actuaremos para defenderlos de las agresiones. Sólo entonces, cuando hayamos asegurado un entorno seguro para todos los niños, podremos abordar el problema desde todas las perspectivas, ayudando también al niño que agrede a expresar de otra forma su malestar.

lunes, 8 de junio de 2015

Difteria, miedos y responsabilidades


Ante el famoso caso de difteria del niño de Olot, se han disparado todas las alarmas, y con razón. 
La difteria es una enfermedad que puede ser severa, como ha quedado demostrado, y que durante casi 30 años ha estado erradicada, gracias a una cobertura vacunal amplia (digan lo que digan supuestos expertos). Sigue dentro de la vacunación sistemática precisamente para evitar casos como el que nos ocupa. Porque no nos equivoquemos, cuantos menos niños vacunados haya, más casos como éste nos encontraremos.
Comprendo el miedo de los padres y madres tienen a las vacunas. Comprendo que la vacuna es una intervención sanitaria potencialmente peligrosa en un niño sano… Y por eso tenemos que explicar mejor por qué es importante. Y por eso tenemos que aceptar que haya progenitores que no deseen aplicar dicha intervención a sus hijos.
Muchos padres y madres llegan a mi consulta porque su pediatra lo único que les ha dicho es que hay que vacunar, y que son unos irresponsables si no vacunan. A menudo vienen enfadados, porque no se les ha dado una información adecuada sobre pros y contras (información que deberíamos manejar todos los sanitarios, estando al día tanto de lo que dice el Comité de Vacunas como de lo que se dice en otras páginas contrarias a la vacunación).  Y no sólo eso, se les ha acusado de “malos padres” precisamente por preguntar, por interesarse, por querer saber más. Supongo que el problema es que el sanitario de turno, médico o enfermera, se siente “pillado”, no tiene la información que los progenitores demandan y sale por la tangente fácil de culpabilizar a los padres y madres.
Seamos honestos, los efectos secundarios de las vacunas existen, están especificados en los prospectos y la mayoría son leves… pero otros no lo son. Y sigamos siendo honestos, aunque la inmunidad de grupo da una protección extra incluso a los niños no vacunados, a veces esta protección falla… y fallará más cuantos menos niños vacunados haya. La vacunación, como decía en mi anterior artículo sobre vacunas (ver aquí) no es sólo una decisión personal, es también una decisión de salud pública, y así tenemos la obligación de explicarlo. No todas las vacunas son iguales, no todas son igual de necesarias, ni todas están igualmente probadas… motivo por el cual es totalmente respetable la decisión de aquellos padres que no quieren vacunar de ciertas vacunas. Y debería facilitárseles la posibilidad de elegir unas u otras, siempre según la última evidencia científica.
El problema es que desde las instituciones se dan informaciones contradictorias, poniendo y quitando vacunas sin ningún criterio científico, teniendo 17 calendarios vacunales distintos en lugar de un calendario consensuado (¡basta ya de calendarios de mínimos, UN CALENDARIO ÚNICO, POR FAVOR!!!), retirando vacunas de las farmacias sin dar ninguna razón… Y así nos va.
Aquí hay muchas responsabilidades que deberían ir a la par:
1.- La responsabilidad de los padres y madres, verdaderos agentes de salud de sus hijos, que tienen el derecho (y yo diría que también el deber) de ser informados de una manera veraz y completa sobre cualquier intervención de salud que se vaya a realizar sobre el menor.
2.- La responsabilidad de los sanitarios, que tenemos el deber de actualizarnos CONSTANTEMENTE sobre vacunas, efectos secundarios, “qué se cuece” en otros foros como la Liga por la Libre Vacunación… y tenemos también el deber de comunicarnos con los padres de una manera respetuosa y correcta… elijan lo que elijan para sus hijos.
3.- La responsabilidad de la Administración Central, que debería instaurar un calendario unificado, haciendo caso a lo que dicen los expertos, no dando bandazos por razones políticas y económicas (honestamente, ¿hay alguna partida sanitaria más barata y a la vez más eficiente que la de las vacunas? NO, NO LA HAY).

Tenemos el deber de EVITAR en lo posible que casos como el del niño de Olot se repitan. Y eso sólo será posible si mejoramos la comunicación entre sanitarios y padres, y si se deja de marear la perdiz desde la Administración. Por último quiero compartir con vosotros el espléndido artículo de Armando, de Bebés y Más, con el que estoy completamente de acuerdo. Lo podéis ver aquí
. Espero que una información fidedigna y clara como la que da Armando en este artículo sea el día a día de todos los sanitarios que tenemos contacto con niños. ¡Un abrazo!

jueves, 28 de mayo de 2015

Trucos naturales para la dermatitis atópica

Cuantas más madres conozco, más aprendo. Hace unos días estuve haciendo un taller de Primeros Auxilios en Pequeños Maestros, y allí conocí a una mamá que lleva años con una estupenda web de Trucos Naturales. Con su permiso, publico su receta de polvos para aliviar el picor de la dermatitis atópica, son geniales porque se pueden echar en el agua del baño o directamente sobre la piel. Os dejo, pues, con la sabiduría de Virginia:

Polvos para los picores

Por  | 0 Comentarios
Polvos para los picores
La dermatitis atópica es realmente una enfermedad muy molesta, no solo por tener la piel dañada, sino por todo lo que le acompaña; picores, heridas, nerviosismo, problemas de sueño, etc.
Mi hija la mayor tiene dermatitis desde que tiene unos 2 meses de edad y hemos tenido épocas muy malas por esta enfermedad, incluso hemos tenido que ponerle guantes para que no se rasque porque se hace unas buenas heridas.
Y como se lo que es esto y lo duro que es, siempre estoy buscando soluciones y trucos que ayuden a cuidar de la piel y evitar o reducir el picor.
La receta de hoy esta basada en la cataplasma para la varicela. La he adaptado para que sea más un polvo contra los picores, como una especie de “talquistina natural”, aunque también se puede usar en cataplasma.
¿Por qué en polvo? porque creo que en polvo es más fácil se usar ya que aplicar una cataplasma a un niños y que se esté quieto es bastante complicado.

INGREDIENTES

Polvos para los picores
  • 2 partes de almidón de maíz (maicena) o arruruz en polvo.
  • 2 partes de harina de avena.
  • 1 parte de malva o violetas frescas. (violeta de jardín).
  • 1 parte de llantén.
  • 1 parte de milenrama o aquilea.
  • 1 parte de flores de caléndula.
  • Opcional, unas gotas de aceite esencial por ej. caléndula, lavanda o manzanilla.
A esta receta le faltaría el Olmo rojo (Ulmus rubra) pero es imposible de encontrarlo aquí. La idea es sustituirlo por Olmo común (Ulmus minor) pero por desgracia no había en el herbolario cuando fui y preferí hacer la receta sin el. Así que ya sabéis, si podéis añadir alguno de los dos mejor.
Se puede usar solo maicena, no hace falta la avena, pero creo que así mejoramos la receta. Incluso se podría usar harina de arroz por sus propiedades beneficiosas para la piel.
En mi caso le añadí un poco de flores de manzanilla porque me encanta.
Posiblemente le iría muy bien añadir un poco de óxido de zinc, pero aún no lo he podido probado.

ELABORACIÓN

Echamos las plantas medicinales en el envase de un robot de cocina y trituramos muy bien, estas plantas deben quedar totalmente trituradas, hechas polvo, si no es así no nos vale. Yo he usado la thermomix que tiene suficiente potencia para dejar cualquier cosa “hecha polvo”.
Una vez tengamos el polvo, añadimos la maicena y la harina. Mezclamos bien, mejor si lo hacemos en la propia máquina para que quede todo bien homogéneo.
Cuando lo tengamos listo, envasamos en un recipiente de vidrio, si puede ser con cierre hermético mejor.
Guardamos en un lugar seco y oscuro.

USOS

Estos polvos para los picores podemos usarlos  de diferentes formas.
  • En el baño. Se puede añadir directamente en el agua de baño o haciendo una infusión previamente y después añadirla al baño.
  • En cataplasma. En un bol añadimos un poco de polvo para picores, un poco de hidrolato de rosas o de lavanda (los dos nos ayudarán a calmar más el picor) o un poco de infusión de manzanilla o caléndula, mezclamos bien y lo aplicamos en la zona a tratar. Dejamos un rato y luego retiramos con agua templada. Por último aplicamos un poco de aceite, crema o gel de Áloe Vera (Sábila).
  • Directamente sobre la piel. Se aplica en la zona con un suave masaje, de manera superficial, sin frotar.

lunes, 25 de mayo de 2015

A contramarcha... Sillitas y demás. Por qué es importante.

Hace un tiempo que una mamá me mandó una información estupenda que nos puede ayudar a elegir las sillitas adecuadas para nuestros hijos. Yo, como dice la canción, "crecí en los ochenta y sobreviví"... Durante años hemos llevado a nuestros hijos de manera peligrosa en los coches, sin sillas adecuadas, sin cinturones, en el sentido de la marcha en lugar de a contra marcha... Pero los últimos estudios no dejan lugar a dudas. La seguridad de los bebés y los  niños pequeños, en unos coches que cada vez son más rápidos, pasa por informarnos adecuadamente y comprobar si las sillas que utilizamos son adecuadas. Os dejo las páginas web donde podéis informaros adecuadamente:


http://www.acontramarcha.com
http://www.acontramarcha.com/foro/content.php?149-%BFPor-qu%E9-ACM
http://retensioninfantil.blogspot.com.es/

Y un vídeo muy interesante,, donde podéis comprobar la diferencia entre poner al niño en el sentido de la marcha y ponerlo a contra marcha... ¡La decisión es vuestra!:




Como un pequeño resumen de lo que aconsejan en las webs:

1.- Las estadísticas demuestran que viajar de espaldas a la marcha es cinco veces más seguro que hacerlo de frente.

2.- Los países que han adoptado esta medida (sobre todo Países Escandinavos), tienen la menor tasa de mortalidad infantil en carretera del mundo.

3.- A 50 km/h (no estamos hablando de grandes velocidades), en un choque frontal la cabeza de un niño de 6 meses que va sentado en la dirección de la marcha, aumenta su peso unos 60 kg (aprox) y es lanzada hacia delante con una fuerza que el cuello es incapaz de soportar, causando lesiones de extrema gravedad e incluso la muerte.

4.- Si la silla está colocada a contramarcha ésto no ocurre, ya que el asiento delantero protege el cuello y la cabeza del menor.

5.- Un niño debería ir a contramarcha al menos hasta los dos años, y preferiblemente hasta los 7-8 años, edad a la que las proporciones del cuerpo del niño se acercan a las proporciones del adulto. A los 6-8 meses, la cabeza del niño pesa demasiado en proporción con su cuerpo, y sentarlo de cara a la marcha tiene consecuencias desastrosas tanto en choques frontales como fronto-laterales.

6.- Entre 1992 y 1997 solamente 9 niños que viajaban en sillas de espaldas a la marcha fallecieron en accidente de tráfico. Todos ellos se vieron envueltos en accidentes con consecuencias catastróficas por aplastamiento o intrusión

Agradezco especialmente a Alexandra toda la información que me ha pasado sobre este tema, y la estupenda página web. Yo ya he tomado mi decisión... ¿Y vosotros? 

¡Espero que este artículo os haya servido de ayuda!!