Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

domingo, 31 de agosto de 2014

De vuelta de vacaciones.... un video inspirador

Como dice una compañera, éstos son los anuncios que tendría que promocionar la Asociación Española de Pediatría, y no las galletas de Dinosaurios!!! Espero que os guste tanto como a mí, lo bueno, si breve...

viernes, 1 de agosto de 2014

Uno de Agosto, día de la lactancia materna

Hoy quiero dejaros el testimonio de una mamá lactante, que escribe en el Diario Vasco. Una mamá a la que tengo el honor de llamar amiga. Una mamá que sigue disfrutando cada día de su lactancia. ¡Espero que os guste tanto como a mí!!

Lactancia, ¿un medio o un fin?
img
CRISTINA SARALDI | hace 7 minutos
  • 0
  • 0
Llevo tiempo pensando que el hecho de que una parte de la sociedad esté volviendo a los orígenes en términos de lactancia, además de estar afectando a los hijos de esas madres que amamantan, también está cambiando la percepción social del cuidado, del mimo y de la atención instintiva primaria que necesitan las crías de todos los mamíferos y por lo tanto, de nuestros bebés humanos.
Fotos de Lara Marqués
Entre tanto pensamiento yo me pregunto… ¿Cómo ve la sociedad la lactancia? ¿Como un medio o como un fin?
¿La lactancia materna, es un medio para lograr algo o por el contrario, un fin para proteger a nuestro hijo?
Buscando en la RAE; además de quedarme sorprendida con la cantidad de definiciones que existen de la palabra medio, he encontrado estos significados que definirían el léxico de mi pregunta:
medio: Diligencia o acción conveniente para conseguir algo. / Cosa que puede servir para un determinado fin. Medios de transporte, de comunicación.
fin: Objeto o motivo con que se ejecuta algo.
Sentir y ver la lactancia como un medio o como un fin varía mucho de una persona a otra. Cuando sólo vemos la lactancia como una “moda” o como algo que hay que hacer porque es lo que se lleva y porque está demostrado que es saludable y beneficioso para nuestro hijo, estamos consiguiendo nuestro objetivo cuya finalidad es ofrecer lo mejor para nuestro hijo; olvidándonos muchas veces de que el viaje hacia este objetivo es altamente gratificante.
Sin embargo, cuando vemos la lactancia como un medio para conseguir nuestro fin, que sería el de, además de proteger,conocer de una manera más profunda a nuestros hijos, creo que el acto de amamantar multiplica su valor. Intensifica el significado de nuestro camino, que para llegar al final suele estar lleno de obstáculos y satisfacciones que lo hacen maravilloso.
Yo disfruto de la lactancia como un medio para crecer junto a mi hija y poder acompañarle en sus distintos procesos, cerca o lejos de la teta. Sin embargo, la lactancia nos sigue acompañando regalándonos momentos preciosos de amor, ternura, cariño, juego, miradas cómplices y tacto, mucho tacto.
Poder sentir y disfrutar de la evolución de la lactancia y de nuestra relación en torno a mi leche supone para mí un descubrimiento más de la maternidad. Nunca antes de ser madre me habría imaginado que la lactancia, más allá de ser un acto nutritivo, se convertiría en una experiencia única y diferente a cualquier otra que vibre en el plano del amor incondicional. Qué diferente es amamantar a tu hija de días, de meses, gateando, caminando, hablando o pudiendo expresar lo que siente y supone para ella.
Siento cada vez más adentro que la sociedad debería ver la lactancia como un medio de vida. Un medio más para cambiar aspectos profundos de la sociedad. Ojalá se siga normalizando la lactancia, aprendiendo de ella y logrando que madres e hijos tengamos lactancias únicas y personales y sobre todo, saludables.
Fotos de Lara Marqués
¡Feliz Día de la lactancia materna!



jueves, 24 de julio de 2014

Creciendo juntos...

Hace poco descubrí el último libro de Carlos González, Creciendo Juntos:
creciendo juntos. de la infancia a la adolescencia con cariño y r espeto-carlos gonzalez-9788499983370

Como de costumbre, es un libro basado en la mejor evidencia científica disponible, en algún capítulo casi demasiado científico. Aunque yo he disfrutado con la discusión de por qué no se puede medir qué estilo parental es mejor, igual a algún lector o lectora menos familiarizado con el lenguaje estadístico le puede parecer un capítulo pesado. Si es así, ¡saltadlo! Lo mejor viene después. En todos sus libros Carlos es para mí la perfecta combinación entre humor y rigor científico, éste también es una estupenda colección de reflexiones hechas desde el sentido común (mi marido suele decir que es el menos común de los sentidos, y estoy de acuerdo con él), el humor y la mejor de las evidencias científicas posibles.
Habitualmente en sus libros no hay "recetas" ni "métodos" (aunque algún padre y alguna madre me ha hablado del "método" de Carlos González... que según ellos consiste en dejar al niño que haga lo que le de la gana. Yo no puedo sacar esa conclusión de ninguno de sus libros. Tampoco de éste). Cada capítulo tiene su miga, pero quizá el capítulo que más me ha gustado es el dedicado al famoso Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.
Os animo a leerlo, sobre todo a los que tenéis niños que ya andan y hablan. ¡Un abrazo!

jueves, 10 de julio de 2014

Vergüenza...

Hoy comparto con vosotras el excelente artículo de Claudia Pariente, Fair Play en Pediatría. Y siento vergüenza porque cada una de las palabras que dice son verdad. Porque las sociedades supuestamente científicas a menudo están vendidas a la industria (la láctea, la farmacéutica... ¡hasta la ortopédica, por Dios!). Y sé que yo soy de los profesionales que no se venden (al menos conscientemente), que buscan la evidencia científica allí donde haya que hacerlo, que buscan otra manera de hacer las cosas... Y sé que cada vez somos más, y mejores, y que nos apoyamos unos a otros, que nos mandamos actualizaciones, que cuando descubrimos un nuevo protocolo, un nuevo estudio, una nueva aplicación... pues nos la mandamos, la compartimos, la expandimos.... Pero lo que dice una mamá en los comentarios es verdad: Ninguna madre debería saber más que su pediatra. Ninguna madre debería tener que discutir lo que hace con su hijo (sobre todo cuando lo que hace con su hijo cumple los criterios de la OMS!!). Sé que poco a poco los profesionales que no nos vendemos iremos a más, sé que es una lucha que se gana desde dentro... pero creedme que a veces desgasta!! Un abrazo, y espero que os guste!!

Fair play en pediatría

Las madres no pedimos mucho cuando vamos al pediatra. 
Un trato educado es lo básico. Pero un mínimo de actualización y evidencia detrás de cada consejo, también se agradece. 

Muchas madres me preguntan por qué los pediatras dan consejos tan desafortunados si existe un montón de información en Internet, en su propia página web, que es fácil de leer y difundir en las consultas de pediatría. Por qué se sigue diciendo que los bebés deben "descansar" entre toma y toma un mínimo de 2-3 horas, que deben mamar 10 minutos de cada pecho. Por qué se les da tablas como ESTA a las madres, y de forma tan vergonzosa el sello de la AEP (Asociación Española de Pediatría) comparte esquina con el logo de una famosa industria láctea. 

Me preguntan por qué acaba de salir un documento que - a pesar de que existe evidencia suficiente para debatir sobre el tema- vuelve a señalar el colecho como posible causa de muerte súbita... Cientos de preguntas que nos hacemos a diario a las madres y nos hacen visitar desconfiadas a los médicos de nuestros hijos, a cambiar una y otra vez de facultativo porque NO NOS PODEMOS CREER, que el pediatra tenga las cosas menos claras que una sencilla mamá. 


Es verdad que no todas las madres están atentas a la información científica que la propia página web de la AEP difunde. Es cierto que no todas las madres buscamos datos en profundidad y que muchas confiamos y empezamos a dar fórmulas de ayuda y papillas con 4 meses porque así nos lo han indicado. Confiamo. Creemos. Y es que, la normalidad debería ser poder asistir con confianza al pediatra, sin hacernos un máster en salud-infantil.  Seguir las indicaciones del pediatra debería ser lo habitual, pero también debería serlo que el pediatra nos ofrezca unas indicaciones en línea con las buenas prácticas. 

Es cierto también que muchas madres abusamos de los servicios de la seguridad social y que las consultas están abarrotadas de emergencias que no lo son, de casos que no requieren otra cosa de descanso y sopita de pollo, de niños que podrían curarse solo con mimos y estar en casa. Aunque ese es otro tema del que hablaré en otro post, -desempoderar a las madres tiene estas consecuencias entre otras- entiendo perfectamente la situación de un médico que no tiene más de 5 minutos para "atender" al niño que viene. ¿¿¿Qué se puede hacer en 5 minutos??? por mucha buena voluntad que tenga, por muchas horas que pase leyendo sobre las nuevas prácticas, por mucho que intente cumplir con su juramento hipocrático: Es imposible hacerlo con calidad. Y aunque hay pediatras maravillosos y gente que día a día se juega su puesto ignorando a la industria, el común de los profesionales prefiere mirar hacia otro lado. 

Pero no hablemos de los casos particulares, sino de la Sociedad que los acoge. Las madres no podemos dejar de observar que algo raro pasa en la AEP. Las madres no somos tontas. Nos damos cuenta de que repartir a TODAS las madres un papelito con consejos nutricionales donde se indica un YOGUR específico de una marca específica, no es casual. Que cuando nos dicen que tome CEREALES (de caja; no arroz o sopita de pasta) y nos citan una a una las marcas que podemos comprar, incluso antes de los 6 y 5 meses, no es coincidencia.  Que cada vez que nos dicen que a nuestro bebé se le pasarán los "cólicos" si le damos el tarrito X -azúcar + manzanilla en polvo- algo raro está pasando. 

Recientemente me llegó una nota de prensa que me pareció escandalosa. FENIL, la Federación Nacional de Industrias Lácteas,  de forma clara y contundente nos informaba a los periodistas que el consumo de lácteos estaba bajando drásticamente en las familias y que de alguna forma tenían que volver a reforzar la creencia de que los lácteos eran imprescindibles y buenos. Y que para ello, era vital dirigir su campaña a los pediatras para que estos a su vez, actúen como parte importante de su técnica de ventas. Por ello, patrocinaban el Congreso Extraordinario de Pediatría. 

¿¿¿Asqueroso??? ¿ Inmoral? ¿de Vergüenza? 

Buscando cómo es posible que una industria sea tan cara dura y una sociedad científica permita semejante barbaridad y acepte sin ningún inconveniente venderse, vender su ética y ofrecer así información sesgada y manipulada, me  metí en la web del Congreso y encontré esta joya. No falta ninguno. Ahí tenéis las respuestas.




Más info:

DIMITE EL 60% DEL COMITÉ DE LACTANCIA MATERNA DE LA AEP

Plataforma NO GRACIAS

Revuelo en la Asociación Española de Pediatría

¿Por qué falla la lactancia?

martes, 8 de julio de 2014

Indomable...

Este mes va de videos inspiradores... Me encantó esta película, y especialmente esta canción. Me parece muy importante dar a nuestras hijas una visión positiva de la femineidad (y quizá recordarnos esa visión a nosotras mismas!!). Pues eso, mujeres indomables (y hombres que nos acompañáis y celebráis esa "indomabilidad"), ¡a correr, a volar, a cabalgar con el viento!!


viernes, 4 de julio de 2014

Hacer las cosas "como una chica"

No necesita comentarios... me encantaría que lo vierais con vuestras hijas, con vuestros hijos, con vuestros compañeros... ¡Gracias por compartirlo, Arantza!!



viernes, 27 de junio de 2014

Conectando con mi doncella

Estoy haciendo un curso sobre arquetipos femeninos, y esta semana es la semana de conexión con el arquetipo de la doncella.(Si queréis saber más sobre el curso, os dejo la página: http://mujerciclica.com/) La doncella es nuestra niña interior, es la que fuimos y la que todavía somos. Es el momento de jugar, de cantar, de reír... En el curso, se nos propone escuchar la canción de Madonna "Little Star". Os confieso que me he emocionado escuchándola, y me apetecía compartirla con vosotros. Me parece una canción preciosa para cantarla a nuestra niña, a nuestro niño interior, para cantarla a nuestros hijos e hijas. ¡Espero que os guste tanto como a mí!







Little star

Never forget who you are
Little star
Never forget how to dream
Butterfly
God gave a present to me
Made of flesh and bones
My life, my soul
You make my spirit whole
Never forget who you are
Little star
Shining brighter than all the stars in the sky
Never forget how to dream
Butterfly
Never forget where you come from
From love
You are a treasure to me
You are my star
You breathe new life
Into my broken heart
Never forget who you are
Little star
Never forget how to dream
Butterfly
May the angels protect you
And sadness forget you
Little star
There's no reason to weep
Lay your head down to sleep
Little star
May goodness surround you
My love I have found you
Little star
Shining bright
You breathe new life
Into my broken heart
Never forget who you are
Little star
Shining brighter than all the stars in the sky
Never forget how to dream
Butterfly
Flying higher than all the birds in the sky
Never forget who you are
Little star
Never forget where you come from
From love
Little star
Little star
Little star
From love.


Pequeña estrella

Nunca olvides quién eres
Pequeña estrella
Nunca olvides como soñar
Mariposa
Dios me dio un regalo
Hecho de carne y hueso
Mi vida, mi alma
Llenas todo mi espíritu
Nunca olvides quién eres
Pequeña estrella
Brilla más que todas las estrellas en el cielo
Nunca olvides como soñar
Mariposa
Nunca olvides de donde vienes
Del amor
Eres un tesoro para mí
Eres mi estrella
Suspiras nueva vida
Dentro de mi roto corazón
Nunca olvides quién eres
Pequeña estrella
Nunca olvides como soñar
Mariposa
Que los ángeles te protejan
Y la maldad se aleje de tí
Pequeña estrella
No hay razón para llorar
Junta tus manos y duerme
Pequeña estrella
Que la bondad te arulle
Mi amor te he encontrado
Pequeña estrella
Brillando fuertemente
Suspiras nueva vida
Dentro de mi roto corazón
Nunca olvides quién eres
Pequeña estrella
Brilla más que todas las estrellas en el cielo
Nunca olvides como soñar
Mariposa
Vuela más alto que todas las aves en el cielo
Nunca olvides quién eres
Pequeña estrella
Nunca olvides de donde vienes
Del amor
Pequeña estrella
Del amor
Pequeña estrella
Del amor.