Douleando

"Para cambiar el mundo hay que cambiar la manera de nacer". Michel Odent

domingo, 12 de abril de 2015

Educación respetuosa

Me alegran tremendamente todas las nuevas opciones e iniciativas que están surgiendo de educación respetuosa.
Durante muchos años se nos ha educado para respetar a los padres, a los mayores, a la autoridad... Pero por desgracia se ha olvidado que el respeto hay que ganárselo, y que los niños, como personas que son, también merecen ser respetados. Por eso me encanta ver todas las páginas web que están ayudando a tantos padres y madres a educar de otra manera, a comprender y respetar a sus hijos, a disfrutar de ellos como nunca... Como dice la autora de la página de Edurespeta:
Cuando educamos con respeto a nuestros hijos, ellos desarrollan una serie de aptitudes y características importantísimas para la vida adulta y con las que pueden llegar a ser personas totalmente felices. Entre ellas, destacamos: la autoestima, la empatía, la toma de decisiones, el saber relacionarse y con quien relacionarse, el no ser "dirigidos" por nadie, no vivir en el miedo, etc.
 
Quiero colgaros aquí algunas de mis páginas favoritas sobre educación respetuosa, donde tenéis muchísimo material y muchas actividades que os pueden ayudar a comprender mejor a vuestros hijos (y por tanto a educarlos mejor):

http://www.conmirada.com/

http://www.pedagogiablanca.com/

http://www.edurespeta.com/

http://www.crianzadealtademanda.com/

http://biencriados.com/

También os cuelgo la página de una psicóloga especialista en vínculo, que os puede ayudar con vuestros peques si tenéis alguna dificultad, tanto en la educación como en otros temas. Estoy harta de encontrarme en la consulta niños absolutamente normales a los que sus profesores o sus colegios (eventualmente el tío, el vecino, o "todo el mundo"), han tachado de "hiperactivos". Me encanta haber conocido a Laura, que os podrá dar pautas y consejos para acompañar el crecimiento de vuestros hijos sin ponerles etiquetas:

http://www.crianzaautorregulada.com/

Quizá la clave está en darnos cuenta de una vez que los niños APRENDEN LO QUE VEN. Si les respetamos, aprenden a respetar, si somos cariñosos con ellos, aprenden a ser cariñosos con los otros, si les ayudamos y les apoyamos, aprenden a ayudar y apoyar a otros...
 Por desgracia, si les gritamos, si les humillamos, si les pegamos... lo que aprenderán será a gritar a otros, a humillar a otros, a pegar a otros.
 Nuestra responsabilidad como padres y madres es informarnos, y también formarnos (sí, esto de ser padre o madre implica estudiar... o debería implicarlo),  para aprender otras maneras de educar, otras maneras de comunicarnos, otras maneras de relacionarnos entre nosotros como familia...
Sólo los pequeños cambios dan lugar a los grandes cambios. Sólo cambiaremos nuestra sociedad si cambiamos la manera de nacer y de criar. ¿Nuestros hijos son el futuro? Por supuesto... vamos a empezar a construirles un mejor presente, para que ellos puedan mejorar aún más el futuro. ¡Un abrazo!

martes, 7 de abril de 2015

Nils Bergman y el sentido común...

O de cómo el sentido común puede ser el menos común de los sentidos...

El año pasado ya tuve el privilegio de asistir a un curso con Nils Bergman en el Colegio de Médicos, y os hice un resumen en mi artículo:http://nacerlactaramar.blogspot.com.es/2014/02/cuidados-del-neonato-basados-en-la.html
El poder disfrutar nuevamente este año, en la estupenda formación en psicología perinatal organizada por Terra Mater,  de la presencia humilde, sencilla y humana de Nils, me hace recordar una vez más los planteamientos que él hace, desde la medicina basada en la mejor de las evidencias científicas… y desde el sentido común. Por desgracia, como dice mi madre, a menudo el sentido común es el menos común de los sentidos.

El sentido común nos dice que somos primates sociales, y como todos los primates sociales necesitamos interaccionar entre nosotros. Y los niños con más razón, ya que vienen del útero, un entorno en el que el contacto es constante.  Mi abuela, cuando un niño lloraba, siempre decía: “Que alguien coja a ese niño”.
Las abuelas sabían. Un niño que llora lo primero que necesita es que le cojan. Por desgracia, muchas de las abuelas de ahora, a las que ya han “lavado el cerebro” con consejos inadecuados y seudociencia conductual, ya no tienen esa sabiduría ancestral. Muchas se han desconectado tanto que ya no dicen lo que les pide el cuerpo, ni cogen al niño… Igual que ellas fueron aleccionadas por médicos y psicólogos sin ningún tipo de evidencia científica que les respaldara, ellas aleccionan a sus hijas y nueras: “No lo cojas, que se acostumbra”

¿Y qué nos dice la evidencia? Que un bebé llora mucho menos cuando está en brazos de su madre que cuando está en la cuna. Que un bebé en el  regazo de su madre regula mejor su temperatura, su glucemia, su sistema inmunológico, su frecuencia cardíaca, su frecuencia respiratoria, sus ciclos de sueño… NO HAY NI UN SOLO PARÁMETRO BIOLÓGICO QUE MEJORE CUANDO EL BEBÉ ESTÁ SEPARADO DE SU MADRE. Es decir, la separación desestabiliza al bebé... y a la mamá. No tiene sentido “esperar a que el bebé se estabilice” para ponerlo encima de su madre. Todo lo contrario, lo que nos dice la medicina basada en la evidencia es que cuanto antes lo ponemos encima de su madre, antes se estabiliza.
 Las incubadoras se introdujeron antes de que se hicieran estudios randomizados, NO TENEMOS NINGUNA EVIDENCIA CIENTÍFICA DE QUE LA INCUBADORA SEA POSITIVA PARA EL BEBÉ. De hecho la evidencia que tenemos es que la separación de la madre puede provocar  un estrés tóxico que puede condicionar la salud del bebé el resto de su vida. En cambio, sí que tenemos  evidencias de que la unión piel con piel con la madre es tremendamente positiva para ambos. Aquí tenéis las referencias a distintos estudios que confirman lo que he comentado:
Bergman, Linley, Fawcus. RCT of Skin to Skin contact versus conventional incubator care for physiological stabilization in 1200 and 2199 gram newborns.
Acta paediatrica 2004 vol 93(6); 779-785
 Shonkoff JP, Garner AS. The lifelong effects of early childhood adversity and toxic stress.
Pediatrics 2012 Jan;129(1):e232-e246.

El sentido común nos dice que un bebé y su madre han formado una pareja indivisible durante 9 meses… y que probablemente necesiten muchos meses más de “pareja” para que ambos puedan estar sanos y bien. Esto lo hemos comprobado en ratas, monos, y mamíferos varios… Pero parece ser que seguimos necesitando pruebas de que el bebé necesita a su madre y la madre a su bebé. Parece que aún tenemos que cambiar las instituciones para propiciar lo que nos dice el sentido común, que cuanto más cerca estén madre y bebé, y cuanto más tiempo pasen juntos, mejor estarán los dos.
 Dice Stanley Graven, en su artículo de Junio de 2004 en Clinics in perinatology: “Es un error grave asumir que los principios derivados de  los estudios en animales detallados, no se aplican a las criaturas humanas. El riesgo de supresión o perturbación de los procesos neuronales necesarios es muy importante y potencialmente afecta toda la vida”.

Tenemos investigación suficiente para declarar que el niño/a necesita a su madre y que la madre necesita a su niño/a, y es tarea de los gobiernos proporcionar a ambos un entorno y una protección para que se desarrollen todos esos procesos neuronales necesarios para que nuestra salud sea óptima. En el caso de que la madre no esté disponible, es fundamental buscar un cuidador que pueda desarrollar una relación íntima de apego y contacto con el niño, para mejorar su evolución futura.
Aquí os dejo referencias de lo que digo:
Shonkoff JP. Building a new biodevelopmental framework to guide the future of early
childhood policy. Child Dev 2010 Jan;81(1):357-67.
Robert White. Mother arms- the past and future locus of neonatal care? Clinics in Perinatology. June 2004. Vol 31(2). P 293.

Y, finalmente, el sentido común nos dice que si el niño necesita a su madre de día, probablemente la necesite aún más por la noche… Yo soy adulta y duermo mejor con mi marido que sin él. Como primates sociales que somos, nuestro cerebro espera que durmamos en compañía… Y evidentemente esta necesidad de compañía es mayor cuanto más pequeño es el niño. Pero  nos empeñamos en fomentar un supuesto debate sobre dónde deben dormir los neonatos, y si deben o no “aprender” a dormir solos. Tenemos evidencia de sobra. Un neonato en cuna o incubadora hace ciclos de sueño más cortos y desorganizados que un neonato piel con piel con su madre. Punto. ¿Deben los neonatos dormir solos? ¡¡NO, ROTUNDAMENTE NO!!
Y por supuesto, aquí os dejo la referencia:
Biol Psychiatry. 2011 Nov 1;70(9):817-25. doi: 10.1016/j.biopsych.2011.06.018. Epub 2011 Jul 29.
Should neonates sleep alone?
Morgan BE1, Horn AR, Bergman NJ.


Agradecer de nuevo la oportunidad de aprender junto al doctor Bergman. Espero que estas reflexiones os sean útiles y os ayuden a elegir lo mejor para vuestros hijos, según la mejor de las evidencias científicas.

miércoles, 1 de abril de 2015

Sobre la atención a los inmigrantes...

Me alegra especialmente que el Ministerio de Sanidad esté en proceso de decidir la readmisión de los colectivos más desfavorecidos (y por ello más vulnerables), en nuestro Sistema Nacional de Salud. Como ya advirtió la SEMFYC (Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria), dicha medida no ha propiciado un ahorro significativo, provocando en cambio un aumento de la morbilidad y la mortalidad de dicha población, lo cual afecta a toda la población. Si hay más tuberculosis no tratada entre los inmigrantes, habrá más riesgo de padecer tuberculosis en la población general... Ésto es de cajón, pero no les ha interesado hasta ahora... Deseo que no sea una medida electoralista y que se mantenga de ahora en adelante. Comparto el comunicado de la SEMFYC al respecto:

Aunque aplaude la decisión de Alfonso Alonso por la que los inmigrantes irregulares volverán a tener atención sanitaria,  semFYC INSTA AL MINISTERIO DE SANIDAD A GARANTIZAR UNA SANIDAD UNIVERSAL, SIN MÍNIMOS, PARA LOS COLECTIVOS MÁS DESFAVORECIDOS
• Josep Basora, presidente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), insiste en el rechazo que siempre han mostrado hacia esta medida.
• Esta sociedad, que representa a más de 20.000 profesionales de Primaria de toda España, ha impulsado en estos últimos años diferentes iniciativas de objeción a esta decisión apoyándose en el Código Ético de la Organización Médica Colegial (OMC), que defiende el derecho a una atención sanitaria universal.
Madrid, 31 de marzo de 2015.- La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), que representa a más de 20.000 profesionales de Atención Primaria de toda España, desea manifestar su satisfacción con la recién anunciada decisión del ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, de que los inmigrantes irregulares vuelvan a tener derecho a recibir asistencia sanitaria. Pero aunque esta es una muy buena noticia, el presidente de esta sociedad científica, el doctor Josep Basora, ha instado a que el Gobierno de la Nación “garantice una sanidad pública universal para los colectivos más desfavorecidos, y no únicamente un paquete mínimo”.
 El doctor Basora ha recordado que el Real Decreto 16/2012 de Medidas Urgentes para Sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud excluía a todas las personas sin permiso de residencia que estaban en suelo español, así como de la asistencia sanitaria pública, contemplando únicamente la atención en el servicio de Urgencias. La postura de semFYC desde un inicio ha sido, tal y como apunta su presidente, “que se contemplara que estas personas recibieran la atención que aconseja la Organización Mundial de Salud (OMS)”. Un paquete de servicios que incluye que los inmigrantes irregulares puedan ser atendidos en primera instancia por profesionales de Atención Primaria, así como por los servicios de urgencias y garantizar la receta o suministro de medicamentos esenciales.
 Esta sociedad científica lleva años impulsando una serie de medidas de objeción a esta decisión, ya que considera que es un deber ético de los médicos de familia la atención a personas que desde un primer momento han sido sus pacientes, tal y como se recoge en el Código Ético de la OMC, y que defiende el derecho a una atención sanitaria universal. “Esto se plasma”, recuerda el doctor Basora, “en un movimiento que reunía a más de 2.400 profesionales de la salud en toda España en contra de esta medida, así como en la participación junto con otras organizaciones de la creación de una Red de objeción a través de la que se denunciaban casos concretos de vulneración de la salud de inmigrantes irregulares”. Para más información, Gabinete de Prensa semFYC: 91.787.03.00

viernes, 27 de marzo de 2015

Conversando en familia....

Inspirada por unas pautas para conversar con adolescentes publicadas en Superpadres, se me ha ocurrido este artículo...
Nuestros hijos, sean niños o adolescentes necesitan muchísimo tiempo. Para conversar con un hijo de cualquier edad, para conversar con nuestro cónyuge, o con cualquier miembro de nuestra familia, considero fundamental que el otro, la otra parte de la conversación, no  se sienta juzgado, fiscalizado. Es muy frecuente que  las conversaciones, sobre todo con hijos adolescentes (pero demasiado frecuentemente con cualquier hijo, e incluso con nuestro cónyuge) se vuelvan interrogatorios, conversaciones agresivas que nos llevan a respuestas que no pasan de monosílabos... 
Pero es posible aprender a tener mejores conversaciones, no sólo con nuestros hijos, sino con cualquier miembro de la familia. Aquí van algunos trucos: 

1: Empezar la conversación desde lo que llamamos "frases yo",  y atender sobre todo a cómo os sentís y porqué os sentís así.

Ejemplo: Hoy he tenido un día terrible en el trabajo, nos han puesto un nuevo programa informático que iba fatal. Estábamos todos cabreados con el jefe… ¿A ti qué tal te fue en el instituto?

Cuando habléis con vuestros hijos (o con cualquier miembro de la familia)  prestad toda la atención en la conversación y no hagáis otra cosa a la vez. Nos hemos habituado a restar importancia a las conversaciones y hacemos miles de cosas mientras hablamos. Incluso intentamos llevar varias conversaciones a la vez (por el móvil, el ordenador, etc) . Para que una conversación, sea con nuestro hijo, sea con nuestro cónyuge, se convierta en una experiencia gratificante y profunda requiere de toda nuestra atención.

2: Prestar atención a lo que dicen e incluso más al cómo lo dicen.

Ejemplo: dices que estás bien pero yo te veo un poco triste, ¿es así?

3: Expresar interés, aprobación, preocupación sin juicios (¡¡muy importante lo de evitar los juicios!!). Resumir  lo que nos están contando para comprobar que lo estamos entendiendo bien,  y mostrar ánimo, cariño y abrir otras posibilidades que no han contemplado, es la mejor manera de mostrar que estamos en la conversación.

Ejemplo: Así que tu amiga no te ha invitado a la fiesta, y por eso estás enfadada y has dado ese portazo… ¿Podemos hacer algo para que te sientas mejor? ¿Te apetecería irnos a dar una vuelta esta tarde y me lo cuentas con tranquilidad?

4: Para continuar con un diálogo fluido es muy importante hacer preguntas y comentarios abiertos, preferiblemente desde la emoción que está sintiendo el otro en ese momento.

Ejemplo: Nuestro hijo se ha enfadado con un buen amigo, por algo que le ha hecho.
Respuesta cerrada: Mira que es tonto, no te preocupes tienes más amigos.
Respuesta abierta:  Vaya, comprendo que estés enfadado, con lo que tú valoras su amistad…

Es importante animar, especialmente a los adolescentes, a participar activamente en las conversaciones y permitir que se expresen con total libertad.
 Podemos  pensar  que sus ideas están equivocadas, pero si los censuramos o criticamos sin más, costará mucho más que se abran. Cuanto más los apoyemos más motivados se sentirán. 
A ningún padre, a ninguna madre, le gusta que su hijo beba, pero si la primera vez que viene borracho lo único que hacemos es gritar y censurar, no dejará de beber… Pero probablemente deje de contarnos lo que hace. Es importante saber cómo se ha llegado a esa situación y estar disponibles para que nos cuenten lo que han hecho y por qué lo han hecho.


Al principio aprender a tener buenas conversaciones nos puede costar un poco, pero es cuestión de práctica. Es mucho lo que podemos ganar. El recurso más poderoso que tenemos para acompañar a nuestros hijos en su crecimiento es la comunicación. Aprendamos a usarlo adecuadamente en su beneficio… ¡y en el nuestro!!

domingo, 22 de marzo de 2015

Los famosos límites...

(inspirado por La Pedagogía Blanca):

Los límites existen. No hay niños sin límites. Los niños no pueden volar, ni respirar debajo del agua (y mira que nos gustaría…). He escuchado a padres decir que siguen el “método de Carlos González”, que según ellos es dejar que los niños hagan lo que quieran siempre que quieran. 
Aunque es cierto que hay una tendencia en la crianza respetuosa que habla de que a los niños se les debe dejar autorregularse, porque ellos encontrarán sus límites,  tenemos que entender bien esto:  Los límites y la seguridad del niño son mi responsabilidad  como adulto. Soy yo quien, como madre, padre, educador, etc, le tengo que explicar dónde están los límites.
Y hay tres que siempre tenemos que poner los adultos: no te haces daño a ti mismo, no me haces daño a mí y no haces daño a los demás.

Los niños no están preparados para gestionar su agresividad. Los sentimientos  de ira, rabia, enfado, celos… son naturales y no se deben reprimir, pero jamás debemos dejar que el niño los descargue en otra persona, sobre todo en otro niño. 
¿Cómo conseguir esto? AYUDANDO al niño a expresar esos sentimientos de otra manera: Gritando juntos, pegando a un cojín, empujando la pared… Un niño necesita MOVIMIENTO, cuanto más quieto le obliguemos a estar, más se “reconcentra” la agresividad.

El último responsable de la educación de un niño es su progenitor, su padre, su madre. Somos nosotros los que tenemos que conocernos y saber dónde está NUESTRO límite… y desde ahí trabajar con los niños.
 Aparte de los límites “base” (no te haces daño, no me haces daño, no haces daño a otros), en cada familia hay límites culturales, de educación de los padres, etc. Dependiendo de la edad del niño, tendremos que decidir más o menos cosas por él:

Cuando un niño es pequeñito en el 90% de las cosas vas a decidir tú. Pero siempre hay momentos  en las que puedes permitirle decisiones autónomas. Por ejemplo, ¿quiere ir vestida de princesa a la calle? Vale, pero con el abrigo que hace frío.
A medida que pasan los años tenemos que acostumbrarnos a que los niños tomen decisiones y dejarles más autonomía.
 Ésta autonomía paulatina les “entrena” para cuando sean mayores.  Cuando yo tenía 15 años era la única de mi pandilla a la que mis padres dejaban pasar la noche fuera. Mis padres me fueron dando una autonomía paulatina y siempre han  estado muy pendientes de mi. Siempre estuvieron en el AMPA, primero en el colegio y luego en el instituto, eran ellos los que solicitaban reuniones con los tutores para ver cómo nos iba en clase, recuerdo de su parte una educación en la que me transmitieron los valores de la solidaridad, del trabajo. Recuerdo especialmente en mi adolescencia que, si le decía a mi madre que le tenía que contar algo, dejaba totalmente lo que estuviera haciendo y me escuchaba sin interrumpirme. Por supuesto que había cosas que no le gustaban de lo que yo le contaba, pero me explicaba, sin gritos, por qué no le gustaban y cuáles eran sus miedos... Y a pesar de todo, NUNCA me prohibió nada. Siempre me decía... "Sólo piensa en las consecuencias de tus actos"... Y yo lo pensaba... y había cosas que hacía, y cosas que no. 
Si nunca dejas decidir, si nunca dejas hacer, cuando tus hijos tengan 18 años no habrán tomado jamás una decisión. A los 16 o 18 prácticamente todos los adolescentes se enfrentan a situaciones como que  alguien les ofrezca  alcohol, drogas, o al momento de empezar a tener relaciones sexuales, y tendrán que decidir con quién las tienen y qué medidas de protección van a tomar.
Se va a encontrar en la situación con un amigo que está bebido y que tiene que subir en el coche. ¿Qué quieres que haga? Que se suba en el coche o que te llame a las tres de la mañana: ‘mamá, me he equivocado. Estoy con unos amigos en otro pueblo, están borrachos, ven a buscarme’. Estas situaciones ocurren, y cuando no ha habido una buena comunicación, los adolescentes no piden consejo a sus padres, piden consejo a su grupo de iguales… Y se suben al coche con el amigo borracho. Y todo por evitar la bronca.
Evidentemente, es nuestra responsabilidad como padres, madres, educadores… decir a los chicos en qué se ha equivocado, pero son errores y situaciones a las que cada uno de nosotros se enfrenta en la vida. Lo único que puedes hacer es esperar que tus hijos confíen en ti, ayudarles si han cometido un error y dejarles cometerlos… De una manera paulatina.


Ésa es la verdadera  autonomía, no comerse la papilla solos con un año y medio ni ponerse los zapatos a los dos. Es curioso, parece que cuando los niños son más pequeños, es cuando más esfuerzos vamos a hacer para que sean “autónomos”,  vamos a separarlos de mamá, vamos a obligarles a dormir solitos, vamos a ponerles normas (que evidentemente con dos años ni entienden ni pueden entender) , vamos a obligarles a hacer muchísimas cosas que les cuestan… pero de repente, cuando  ya sean adolescentes,  no les vamos a dejar hacer absolutamente nada por el miedo a que “les pase algo”.
 En el siguiente artículo os  hablaré de cómo conversar con nuestros hijos adolescentes (de algún modo lo que voy a contar tiene que ver con el respeto, la escucha activa y la comunicación emocional… así que sirve para comunicarnos entre nosotros, sea con nuestros hijos, con nuestros amigos, o con nuestras parejas)

miércoles, 18 de marzo de 2015

Nueva lista de alimentos aptos para celíacos

Ha salido ya la nueva lista de la FACE (Federación de Asociaciones de Celíacos de España). La buena noticia es que cada vez hay más alimentos aptos para celíacos...

http://www.celiacos.org/publicaciones/lista-de-alimentos-aptos-para-celiacos.html

... la mala, que todavía siguen siendo a veces hasta tres veces más caros que los alimentos para no celíacos... Así que me uno a la petición de Change.org para pedir que se subvencionen los alimentos sin gluten. Como pone en la petición, para los celíacos, la dieta es su medicina, no tiene sentido que se financien medicinas para otras enfermedades y que no se facilite la adquisición de productos sin gluten para los celíacos... Os dejo el enlace para firmar:

https://www.change.org/p/gobierno-de-espa%C3%B1a-facilite-la-compra-de-alimentos-sin-gluten-para-cel%C3%ADacos

¡Un abrazo y feliz día del padre!!

domingo, 15 de marzo de 2015

Deberes...

No soy maestra ni pedagoga... pero el sentido común me dice que un niño de 5 años que ya se pasa 8 horas en el cole, no necesita pasarse otra hora mas al día haciendo deberes. Tengo muchos amigos maestros y pedagogos. Ninguno de ellos manda deberes a sus alumnos, me dicen que no tiene sentido, que no mejoran los resultados académicos, que estresan a los niños y que no les dan tiempo para jugar, que es lo que tienen que hacer cuando salen del colegio. De hecho tanto en Francia como en Finlandia los deberes están prohibidos en la educación primaria, considerando que los niños necesitan tiempo para jugar... e incluso para aburrirse. Parece evidente que los deberes no mejoran el rendimiento, ya que Finlandia es el país que mejores "notas" saca cuando se evalúan los conocimientos de los alumnos.  Pero por desgracia ni todos los profesores ni todos los padres piensan que los niños necesitan ese tiempo para desarrollar otras actividades. Por desgracia muchos niños de 5 y 6 años pasan dos horas al día o más haciendo deberes. Por eso, quiero unirme a la petición de Change.org para solicitar la racionalización de los deberes (yo pediría la supresión de los deberes por ley, como en Francia,  pero ya una racionalización para bajar la cantidad me parecería algo estupendo). ¡Un abrazo!
Firma la petición: https://www.change.org/p/al-ministro-de-educaci%C3%B3n-espa%C3%B1ol-jos%C3%A9-ignacio-wert-por-la-racionalizaci%C3%B3n-de-los-deberes-en-el-sistema-educativo-espa%C3%B1ol

Para reflexionar os paso algunos enlaces que hablan de esta problemática:
http://www.calamar2.com/2014/05/21/la-sobrecarga-de-deberes-ahoga-a-los-alumnos-de-primaria/

http://www.eldiario.es/sociedad/Deberes_0_260024894.html

http://www.abc.es/familia-educacion/20141213/abci-deberes-navidad-201412121325.html